real madrid - betis | informe técnico

Clase magistral de Setién

  • El Betis firma un extraordinario partido en el Bernabéu mostrando empaque, personalidad y la identidad del cántabro

  • El gol en el alargue, ejemplo de mentalidad ganadora y convicción

El Real Madrid-Betis, en imágenes El Real Madrid-Betis, en imágenes

El Real Madrid-Betis, en imágenes / EFE

Comentarios 1

Extraordinario el encuentro que realizó el Betis para llevarse una justa victoria del Santiago Bernabéu. Los verdiblancos compitieron desde el minuto uno hasta el final, fueron solidarios en el esfuerzo, mostraron empaque y dejaron en el coliseo blanco la identidad reconocible que pretende Quique Setién. Porque anoche, el técnico cántabro le ganó la partida, y con una nota de sobresaliente, a Zinedine Zidane. El equipo de Heliópolis, para orgullo de su parroquia, sí compitió, mostró mentalidad ganadora y convicción de que podía ganar hasta el último suspiro, y se llevó la victoria con un extraordinario gol marca de la casa, marca del sello de Setién. Competir, creer y futbolistas de calidad. Ésa es la fórmula. Al contrario que en las últimas campañas, el Betis sí fue anoche lo que debe ser el Betis.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Defensa

El nombre propio fue Antonio Adán. El meta madrileño estuvo sensacional con el pie y, sobre todo, que es lo que se le pide a un portero, sublime a la hora de atajar, de despejar, de blocar y de demostrar sus reflejos, como en la acción del disparo de tacón de Bale que acabó en el poste. Ahí empezó a cimentar el Betis su triunfo, con una defensa sólida, con las líneas juntas, y con una presión alta que incomodó al Madrid, sobre todo, en la primera parte, como en la ocasión que Carvajal salvó el gol de Sanabria. No obstante, en los primeros 45 minutos los verdiblancos sufrieron con las internadas del propio Carvajal por el costado de Durmisi y las llegadas de Modric, pero nunca los blancos llegaron a embotellar a un equipo bético que demostró empaque, sacrificio y no hizo más daño por la falta de una pizca de más verticalidad. Tello no tuvo su día.

En la segunda mitad, el Betis estuvo con las líneas juntas más tiempo ante el acoso del cuadro madridista, llegó a acusar el desgaste físico, pero nunca se fue del partido. Mandi y Feddal, con Barragán, estuvieron a un muy buen nivel, y Francis tuvo una clara ocasión que desaprovechó. Aun así, los heliopolitanos se vaciaron, con un soberbio, también, Javi García, para seguir vivos y mantener la portería a cero.

Ataque

La presión del Betis empezó en Sanabria, que trabajó a destajo, bajó para desahogar el juego y obtuvo la recompensa del gol. Francis dio la cara, no tuvo miedo y demostró detalles muy interesantes. Fabián hizo un gran trabajo en el centro del campo, en defensa como en la presión, y llegando al ataque, siendo Tello el hombre más oscuro. Al catalán se le nota que aún debe ir a más en su puesta a punto, al igual que Boudebouz, muy desafortunado los minutos que estuvo en el campo.

Pero, sin duda, lo mejor en ataque fue el gol del Betis. El colofón al trabajo de un bloque, empezando por Adán y acabando por Sanabria. Todos, con fe, con mentalidad ganadora, con exigencia, ésa que nunca se debe perder y que hace crecer.

Virtudes

Muchísimas, pero sobre todo creer hasta el final.

Talón de aquiles

Algún desajuste en la presión, con muchos espacios a la espalda de la defensa bética.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios