Día para las despedidas

  • El Betis acude a El Molinón a la última cita del curso ante un Sporting que dice adiós a Primera

  • El interino Alexis quiere sumar una victoria como técnico en la máxima categoría

El entrenador, Alexis Trujillo, dialoga con Rubén Castro. El entrenador, Alexis Trujillo, dialoga con Rubén Castro.

El entrenador, Alexis Trujillo, dialoga con Rubén Castro. / fotos: juan carlos muñoz

De puntillas, ante su escasa trascendencia, el Betis despedirá hoy la temporada en El Molinón más pendiente del futuro que de un partido en el que su rival, su hermanado Sporting, dirá adiós a Primera tras un decepcionante campeonato. Se habla más en el club verdiblanco de fichajes, renovaciones o de esa contienda electoral fijada para finales de junio, y en la que los accionistas decidirán la composición de su futuro consejo, que del último encuentro liguero.

El fútbol siempre ha estado de más para los actuales dirigentes, incapaces de organizar un proyecto deportivo de altura, y que ahora se han puesto en manos de Lorenzo Serra Ferrer para darle un giro absoluto al club en temas de fútbol. Precisamente, el balear estará hoy en el palco muy pendiente del rendimiento de sus jugadores en plena elaboración de informes para decidir quiénes podrían continuar la próxima temporada.

Rubén Castro tendrá una nueva oportunidad de seguir acercándose al registro de Rincón

A esa motivación de ofrecer una buena imagen ante el nuevo responsable deportivo se añade el deseo de darle una alegría a los béticos para terminar la Liga, pero también al entrenador. Alexis Trujillo, hombre para todo en el club en los últimos tiempos, quiere sumar un triunfo en la máxima categoría como técnico del equipo verdiblanco, en lo que sería añadir una muesca más a su amplio currículum en la entidad.

En lo futbolístico, Alexis, que fue ayudante de Víctor Sánchez del Amo, ya cambió la pasada semana la disposición táctica del equipo para amoldarla a un más tradicional 4-2-3-1. El abandono de ese fracasado sistema de tres centrales que empleó el técnico madrileño sirvió para que el Betis mejorase sus prestaciones. Con un mayor equilibrio en la medular, los verdiblancos fueron un equipo con las líneas más juntas, lo que facilitó la tarea de los centrales.

Ahí radica otro punto de interés de este duelo. La zaga bética ha recibido numerosas críticas durante la temporada como gran responsable de esos 62 goles encajados por Antonio Adán, que precisamente se perderá el último partido liguero por sanción. Con Pezzella renovado esta semana, el Betis de Serra tratará de fortalecerse desde atrás, por lo que las miradas se centrarán en los defensas de cara a esa renovación esperada para la próxima temporada.

Para mejorar las prestaciones ofensivas, Alexis recurrió a lo más sencillo: juntar a los buenos. Dani Ceballos, Joaquín y Rubén Castro conectaron por fuera y por dentro ante el Atlético para generar fútbol y ocasiones, una situación que debe repetirse esta tarde ante un equipo que, en principio, ofrecerá más espacios.

Los de Rubi han realizado una temporada para el olvido, que ya comenzó torcida con Abelardo en el banquillo. Pese al arreón final, con dos victorias seguidas, el Sporting finaliza la temporada con el descenso ya matemático, lo que seguro que generará un ambiente enrarecido en una afición que ya prepara protestas hacia sus dirigentes. Esta situación también afectará a los jugadores, que al menos querrán decir adiós a Primera con el orgullo de un último triunfo, por más que su repercusión en la clasificación sea intrascendente.

En el lado verdiblanco, y tras frenar Alexis la sangría que afectó al equipo ante el Alavés y el Leganés, la única aspiración colectiva pasa por ascender una posición en la tabla, para lo que deben vencer y esperar que no lo haga la Unión Deportiva Las Palmas en Riazor. A ese reto del equipo se une el particular de Rubén Castro, que continúa a cuatro goles de alcanzar a Hipólito Rincón como máximo artillero en Primera del club bético. El canario, en una temporada irregular y sin la confianza plena ni de Poyet ni Víctor, vuelve a ser el mejor realizador bético con 11 goles, aunque lejos de sus cifras de otros años.

Así pondrá el Betis fin a una paupérrima Liga, en la que siempre estuvo lejos de su objetivo y en la que únicamente el escaso nivel de los tres equipos que descenderán lo ha librado de males mayores. En El Molinón, además, será testigo del adiós a Primera de un equipo muy querido por sus aficionados, en un día de despedidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios