real betis

Esperando a los hechos

  • El club presenta la campaña de abonados mientras ultima la salida de Petros y abre espacio a los refuerzos

El presidente, Ángel Haro, durante un acto reciente. El presidente, Ángel Haro, durante un acto reciente.

El presidente, Ángel Haro, durante un acto reciente. / josé ángel garcía

Los planes del club verdiblanco para la próxima temporada continúan tomando forma, tanto en los aspectos deportivos, con Lorenzo Serra Ferrer trabajando a destajo en la confección de la plantilla, como en los institucionales, con la presentación este martes de la nueva campaña de abonados. Un año y once días después del No hay palabras, sólo hechos, con el que se vendió el fallido proyecto del pasado año, el director general de negocio, Ramón Alarcón, y el director general corporativo, Federico Martínez Feria, comaparecerán para detallar una campaña que tratará de recobrar la debilitada confianza del bético.

La principal novedad de este año ya fue desvelada con la apertura del plazo de inscripciones para el nuevo Gol Sur, aunque los dirigentes han preparado otra serie de medidas con las que intentarán levantar el ánimo de los aficionados y que la campaña de abonados acabe con mejores cifras que las anteriores. El Benito Villamarín dispondrá de 60.000 asientos el próximo año, por lo que una de las tareas que se ha marcado el consejo pasa por conseguir la mayor asistencia posible de los abonados a cada partido. Así, una de las líneas estudiadas pasa por premiar la fidelidad del aficionado que acuda a todos los encuentros, después de que en los precios del próximo año también se incluya el compromiso de la rebaja del 10%, tras no cumplir el objetivo marcado de finalizar el campeonato entre los diez primeros.

El Alavés ha mostrado un fuerte interés por Bruno, al igual que Deportivo y Levante

Aunque nadie se haya referido en público a este asunto, tanto Serra Ferrer como los dirigentes tienen en su mente que el Betis de la próxima temporada debe situarse inexcusablemente en esa zona alta de la clasificación. El balear continúa metido de lleno en las negociaciones tanto de entradas como de salidas para elevar el nivel de la plantilla, aunque, como otros clubes de la máxima categoría, se encuentra con las limitaciones salariales impuestas por la Liga de Fútbol Profesional.

La necesidad de aumentar el espacio económico para nuevas incorporaciones se realiza tanto con un aumento de los ingresos, uno de los factores que llevó a la ampliación del estadio y esa posibilidad de generar más recursos, como con los traspasos de jugadores. Así, el adiós de Petros parece cuestión de horas, ya que el brasileño tiene un acuerdo muy avanzado con el Sao Paulo, mientras que el Betis todavía apretaba por conseguir unas mejores condiciones de una venta que dejará una plusvalía en sus arcas. Además, los técnicos, como ya informó este periódico al finalizar la Liga, tampoco cuentan con Nahuel, al que le queda un año de los dos de cesión que firmó el pasado verano, por lo que ahora el club negocia con el Villarreal su devolución antes de tiempo.

Los dirigentes béticos, además, no se cierran a operación alguna de salida, salvo con Dani Ceballos, siempre y cuando la misma deje esa deseada plusvalía que permita aumentar el presupuesto de gasto. Nombres como el de Adán, Durmisi o Jonas Martin aparecen señalados como los candidatos a dejar dinero, aunque tampoco se descartan otras alternativas con jugadores como Álex Alegría, Mandi o Bruno -por el tinerfeño se han interesado Deportivo, Alavés y Levante-.

Con las limitaciones señaladas, Serra Ferrer tiene claro el perfil de jugadores para este nuevo Betis de Quique Setién y, por ahora, mantiene abiertos los contactos con jugadores de su lista de primeras opciones. Ahí aparecen nombres como el de Chico Flores para la zaga -llegaría con la carta de libertad pero con un alto salario-, Mosquera -el Deportivo ya rechazó una primera propuesta formal-, Canales -la Real solicita traspaso y tiene otros equipos interesados- o Camarasa -el Levante lo ha tasado en 8 millones de euros-. El deseo de contar con una columna vertebral de garantías sería el primer paso de los nuevos hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios