Guardado, entre el estilo y lo práctico

  • "No vamos a cambiar por un error, pero si hay que tirarla larga no se nos van a caer los dientes", indicó

Andrés Guardado, el pasado sábado, en el aeropuerto. Andrés Guardado, el pasado sábado, en el aeropuerto.

Andrés Guardado, el pasado sábado, en el aeropuerto. / juan carlos vázquez

En apenas dos meses, Andrés Guardado se ha convertido en una extensión de Setién dentro del campo. De pivote o como interior, el mexicano tiene un sitio en el esquema del cántabro, al interpretar a la perfección el estilo que pretende imponer.

"No cambiaremos por una derrota o un error. Al contrario, seguiremos trabajando para que esos errores no sucedan porque la idea de juego no es negociable y cada vez lo vamos haciendo mejor", indicó Guardado, que sí matizó que también hay que ser prácticos: "No se trata de regalar goles y menos cuando te juegas tanto en cada partido. Habrá momentos en los que tengamos que tirarla larga. Cuando eso ocurra, no pasa nada por hacerlo ni se nos caerán los dientes por ello. Al final se trata de ser inteligentes y jugar con los momentos de cada partido".

Para el mexicano tampoco es desconocida esta forma de jugar. "He estado con muchos entrenadores con esta idea, pienso que por eso Setién en su momento se fijó en mí. En el PSV era totalmente así, salir siempre con la pelota jugada. En la selección mexicana, sobre todo con Ricardo Lavolpe, también. Es un obsesivo de este tipo de juego", señaló el zurdo, que este sábado se reencontrará con el Dépor: "Lo veo como una segunda casa porque fue el equipo que me abrió las puertas de Europa. Estuve cinco años allí y viví de todo, tanto jugar en Europa como hacerlo en Segunda. Aunque el Dépor que yo dejé era muy diferente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios