Víctor, todavía en los planes del club

  • Los dirigentes manejan una lista de entrenadores, pero el madrileño mantiene alguna opción de seguir

Víctor Sánchez del Amo dialoga con Joaquín en un entrenamiento. Víctor Sánchez del Amo dialoga con Joaquín en un entrenamiento.

Víctor Sánchez del Amo dialoga con Joaquín en un entrenamiento. / antonio pizarro

La victoria ante el Eibar ha devuelto cierta calma a los dirigentes béticos, que temían que se complicase el esprint final del campeonato ante la mala dinámica en la que estaba inmerso el equipo. Ahora, con más tiempo por delante, Ángel Haro y José Miguel López Catalán, los dos hombres fuertes de la entidad, preparan junto al director deportivo, Miguel Torrecilla, el Betis de la próxima temporada y la primera incógnita a despejar pasa por el entrenador, Víctor Sánchez del Amo, que tiene un año más de contrato.

Aunque el crédito del madrileño está disminuido -incluso una derrota ante el Eibar hubiera dejado muy en el alambre su continuidad-, en el Betis todavía no se descarta su nombre como técnico para la próxima temporada. Los dirigentes manejan una amplia lista de entrenadores de los que ya se empiezan a conocer las condiciones que exigirían para dirigir al cuadro verdiblanco -algunos con unas peticiones salariales inasumibles-, pero Víctor cuenta con alguna bala para continuar.

El Betis tiene ante el Celta la opción de enlazar dos triunfos por vez primera en esta Liga

El madrileño tiene el respaldo de Torrecilla, su principal valedor y que incluso le viene consultando los movimientos a realizar en la plantilla para el año venidero. Eso sí, las críticas de los aficionados en los últimos partidos disputados en el Benito Villamarín y las tensiones vividas en el vestuario en las semanas anteriores aparecen como factores en contra de la continuidad de Víctor, que tendría que cambiar esta situación en los seis últimos partidos del campeonato. "Si ganase varios encuentros de aquí al final habría que dejarlo", se comenta en los pasillos de Heliópolis sobre Víctor, aunque su cuenta de resultados en esta segunda vuelta -únicamente tres triunfos- hace complicado vislumbrar esa serie de victorias ahora que el equipo tiene prácticamente sellada la salvación.

Ante el Celta este domingo en Balaídos, el Betis de Víctor tiene la posibilidad de enlazar la segunda victoria seguida por vez primera en la temporada, lo que sería un primer paso para intentar defender su puesto en el banquillo. Además, el conjunto vigués disputa esta noche su encuentro de vuelta de la Liga Europa ante el Genk, con lo que apenas tendrá un día para preparar la visita bética. A esto se añade que Eduardo Berizzo -precisamente uno de los técnicos que gusta en Heliópolis- viene realizando rotaciones en la Liga, donde el Celta apenas tiene el aliciente de mejorar su posición pero sin alcanzar una clasificación europea.

Si el asunto del entrenador se examinará con detenimiento en las próximos días -en una semana el Betis jugará ante Celta, Athletic y Alavés-, los dirigentes y Torrecilla también vienen planificando la plantilla del próximo año. La idea que se maneja en Heliópolis pasaría por al menos la llegada de cuatro o cinco fichajes con la vitola de titulares, que reforzarían cada línea del equipo y que llegarían antes de comenzar la pretemporada.

Uno de los nombres que manejan los técnicos es el de Sergio León, el delantero de Osasuna que se criase en la cantera bética. En el club ya se tiene constancia del deseo del jugador de regresar a Heliópolis, aunque otros equipos -Espanyol y Levante, principalmente- también han sondeado su situación. El palmeño tendría un precio asequible en el mercado estival, ya que en su contrato se refleja una disminución de su cláusula en caso de descenso a Segunda -se quedaría en 2,5 millones de euros-, una posibilidad más que real para el conjunto navarro. Además, entre el Betis y Osasuna existen unas buenas relaciones, como quedó reflejado el pasado verano con la cesión de Digard al conjunto navarro, por lo que incluso la cantidad podría rebajarse con la inclusión de algún jugador en la operación. La llegada de Sergio León aumentaría la competencia en la delantera, donde la salida de Zozulya se da por segura, y en la que también podría haber más novedades pese a que Rubén Castro, Sanabria y Álex Alegría cuentan con contrato en vigor.

Con todo, los técnicos no quieren precipitarse en sus decisiones y, como ya realizasen el pasado verano, manejan una amplia lista de jugadores para cada posición que se quiere reforzar. La decisión del entrenador, la primera y prioritaria, marcará el paso de las contrataciones y Víctor todavía tiene opciones de seguir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios