De la cautela al descanso

  • Feddal, en principio, debe unirse al grupo mañana o el viernes, pero su presencia ante el Eibar no es segura.

  • La opción de dosificar el lunes a Guardado, presente.

Feddal dialoga con Guardado durante un entrenamiento en la ciudad deportiva. Feddal dialoga con Guardado durante un entrenamiento en la ciudad deportiva.

Feddal dialoga con Guardado durante un entrenamiento en la ciudad deportiva. / juan carlos muñoz

El Betis siguió este martes trabajando de cara a la cita ante el Eibar, y la gran duda en estos momentos sigue siendo Feddal. El central, al igual que el pasado lunes, trabajó este martes en el gimnasio y en el césped, siempre al margen de sus compañeros, y la idea, en principio, del cuerpo médico del club verdiblanco es que mañana o el viernes pueda entrenarse ya con el grupo, siempre con la cautela presente que requiere una lesión complicada como es la entesopatía aquilea que sufre el zaguero. En este sentido, habrá que esperar a ver qué sensaciones va teniendo el internacional marroquí en los próximos días para ver si está a disposición de Quique Setién para el choque en Ipurua o bien, si logra recuperarse plenamente, esperar al siguiente partido, en casa, ante el Girona.

Feddal se lesionó el pasado 20 de octubre al recibir un golpe en la zona dañada en un entrenamiento previo al encuentro en Heliópolis ante el Alavés y, además de no jugar frente a los vitorianos, fue baja en el choque de Copa ante el Cádiz, frente al Espanyol y en el último duelo ante el Getafe. Desde entonces, el defensa bético ha ido recibiendo tratamiento en la parte afectada del talón y alternando trabajo en el gimnasio. Incluso en algunas sesiones de trabajo tuvo que abandonar el césped tras probarse y ver que aún sentía molestias y tener, así, que marcharse a trabajar a la sala de máquinas y pesas. Por tanto, habrá que esperar a ver cómo sigue evolucionando Feddal, que en el acto Del Cole al Fútbol de la entidad verdiblanca manifestó tener buenas sensaciones, para ver si está en condiciones de llegar al duelo en Eibar.

Menos problemas para estar en el duelo ante los de Mendilibar debe tener Guardado. El mexicano, que desde ayer se encuentra en Sevilla, se unirá al grupo hoy, aunque no parece probable que vaya a participar en el amistoso de este miércoles ante el Écija (18:00, Benito Villamarín) habiendo jugado 90 minutos, el pasado lunes, en la victoria de México ante Polonia (1-1) y 69 frente a Bélgica (3-3 y un gol suyo, de penalti). Lo positivo, en este caso, es que el futbolista azteca no ha tenido viajes largos al haber viajado en Europa y al jugarse en lunes tiene más días de recuperación que en otras ocasiones. Será Setién quien decida si apostar de inicio por el mexicano ante el Eibar o dosificarlo y sólo darle minutos si la situación del partido lo requiere, o bien, al igual que Feddal, mirar al Girona.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios