real madrid - betis | la previa

Sin complejos al Bernabéu

  • El Betis de Setién visita al Real Madrid con las referencias de Valencia y Levante, que puntuaron en el coliseo madridista

  • Cristiano Ronaldo regresa para estrenarse en la Liga

Entrenamiento previo al partido contra el Real Madrid. Entrenamiento previo al  partido contra el Real Madrid.

Entrenamiento previo al partido contra el Real Madrid. / Víctor Rodríguez

Dentro de la idea romántica del fútbol que defiende Quique Setién, con una importancia suprema al estilo más allá del resultado, tampoco existen los complejos, aunque el rival se llame Real Madrid y sea el actual campeón de Liga y de Europa. Con esta fidelidad a su filosofía acudirá esta noche al Santiago Bernabéu el Betis del entrenador cántabro, que también cuenta con las referencias de Valencia y Levante, los dos equipos que han visitado el coliseo madridista en esta Liga y que se llevaron sendos empates.

El reto no parece sencillo. El Madrid de Zidane recupera a Cristiano Ronaldo, además de a Marcelo y Kroos, y el luso se estrenará en la Liga hambriento de goles. A su habitual voracidad se une esa frustración por la sanción que le ha impedido jugar en el torneo liguero, por lo que seguro que Cristiano añade un punto extra de motivación a su fútbol, a la vez que su presencia en el césped supondrá un acicate para sus compañeros.

A este regreso del portugués se añade la necesidad del Madrid de engancharse a la Liga. La victoria en Anoeta ha devuelto la confianza a los de Zidane, un equipo al que también le gusta adueñarse de la pelota. Precisamente, ahí estará una de las batallas del partido. Setién, que realizará cambios en la medular ante la baja de Narváez y el más que probable descanso a Guardado, pretende que el Betis mantenga su identidad también en el Bernabéu, por lo que será esencial ese manejo del balón. El técnico insiste en que su fútbol requiere de posesiones largas que generen espacios y en el Bernabéu éstos pueden aparecer si se mantiene la paciencia necesaria para armar los ataques. El ejemplo más cercano para Setién aparece en su visita del pasado año con la Unión Deportiva, cuando sumó un punto en una fantástica igualada a tres de un duelo en el que los canarios vencían por 1-3 a cinco minutos del final.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Pero si esa personalidad con la pelota será esencial para dañar al Madrid, tampoco podrán descuidar los verdiblancos los conceptos defensivos. El repliegue con las líneas juntas y sin conceder huecos se antoja indispensable, a la vez que también será necesario un aumento de las vigilancias y de las coberturas.

Si cualquier visita al Bernabéu ya supone un aliciente, la presencia de Dani Ceballos le otorga un morbo añadido. No parece que el centrocampista utrerano se vaya a colar en el once de Zidane, después de haber participado únicamente en cuatro minutos en esta Liga, aunque sí podría tener un sitio durante el encuentro para medirse a sus ex compañeros.

Si el utrerano será un foco de atención para el encuentro, otro tanto ocurrirá con Mateu Lahoz, el árbitro de la contienda y que repite designación después de su desafortunada actuación de la pasada temporada. Entonces, el valenciano pasó por alto un claro derribo de Keylor Navas sobre Brasanac, con 0-0 en el marcador, que debió haber supuesto la expulsión del meta costarricense, lo que hubiera cambiado el desarrollo del encuentro. "Supongo que cuando los árbitros salen al campo tampoco se acuerdan de lo que han hecho antes", indicó este martes Setién sobre este asunto, del que seguro que estarán pendientes los béticos.

Con las posibles rotaciones que realice el preparador verdiblanco -además de Guardado, Setién también quiere preservar a Joaquín-, el Betis saldrá a un escenario como el Bernabéu sin complejos, como le gusta al técnico cántabro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios