real betis

El libro de las ideas difusas

  • Los guarismos reflejan el flojo partido de un Betis que no mostró frente al Barcelona el estilo que desea Setién

  • Debilidad en las tres líneas del conjunto heliopolitano

Fabián, en la segunda parte, dispara ante Umtiti con Ter Stegen estirándose. Fabián, en la segunda parte, dispara ante Umtiti con Ter Stegen estirándose.

Fabián, en la segunda parte, dispara ante Umtiti con Ter Stegen estirándose. / alejandro garcía / efe

El entrenador del Betis, Quique Setién, se mostró autocrítico con el partido que su equipo realizó en el Camp Nou ante un Barcelona que ganó con mucha comodidad. No hubo rastro en los verdiblancos de la idea de juego que pretende su entrenador, y eso quedó patente en las estadísticas, donde los guarismos explicaron por qué el equipo de Heliópolis decepcionó a su parroquia en el estreno de la temporada.

La posesión del encuentro correspondió al Barça (61%-39%), con circulaciones muy largas, en muchas ocasiones, de ahí que tuviese en el centro del campo su principal zona de acción (50%), con un 35% de juego en el campo del Betis y un 15% en el suyo propio, según whoscored.com. Así, el cuadro azulgrana dio un total de 679 pases, mientras que los béticos dieron 438, con 110 balones perdidos (125 perdió el Barça), lo que demuestra cómo el conjunto heliopolitano cayó en la precipitación, en muchas fases del partido. Sobre todo, en el primer tiempo, donde jugó con las líneas muy juntas para defender y sólo dispuso de la ocasión de Sergio León para marcar. En la segunda mitad esa precipitación se vio en la acción de Nahuel, cuyo disparo, con metros por delante para hacer daño, se fue desviado. La otra ocasión clara que tuvo el Betis fue un disparo potente de Fabián que se marchó alto por muy poco. En líneas generales, un bagaje ofensivo muy pobre, pues Sergio León se sintió muy solo en ataque casi todo el partido, al margen de no aprovechar la ocasión clara que tuvo. Otro dato que evidencia la ausencia de llegada del Betis al área rival es que los verdiblancos no sacaron ningún saque de esquina en todo el encuentro.

En la medular tampoco apareció una versión positiva del cuadro que dirige el preparador cántabro, con pérdidas de balón casi de manera constante, y en defensa tampoco se mostraron los heliopolitanos muy acertados, con fallos clamorosos, como el que dio origen al 2-0, donde Deulofeu le ganó la partida a Feddal.

"El miedo a dejar espacios y a ser valientes con el balón, a pasar el balón hacia delante, nos ha cortado un poco todo lo que hemos trabajado. Digamos que hemos retrocedido un poco, pero ya habíamos hecho muchas cosas durante la pretemporada y volveremos a hacerlas seguro. Hoy no era fácil. Para muchos jugadores era un escenario importante que no les ha permitido desarrollar todo el potencial que tienen ellos dentro de sí mismos", dijo Setién en la rueda de prensa que ofreció tras el partido, con la esperanza de que su equipo pueda ofrecer una mejor cara ante el Celta, el próximo viernes, ya que ante los azulgrana la idea de fútbol que desea imponer no apareció, como bien indican los números.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios