real betis

Dos modelos de Betis

  • Haro y Catalán se aferran a la figura de Serra Ferrer para reconducir el fracaso deportivo de su gestión

  • Salas apuesta por una regeneración del club para abandonar la mediocridad

Lorenzo Serra Ferrer, en sala de prensa, junto a Torrecilla, Haro y Catalán. Lorenzo Serra Ferrer, en sala de prensa, junto a Torrecilla, Haro y Catalán.

Lorenzo Serra Ferrer, en sala de prensa, junto a Torrecilla, Haro y Catalán. / Antonio Pizarro

El aficionado bético tiene ante sí, de cara a una junta que se celebrará el próximo 29 de junio -si finalmente no hay pacto-, dos candidaturas, aunque la realidad refleja desde un primer momento que es el club (Ahora Betis Ahora) contra una alternativa, Arriba Betis Campeón. Ambas, con dos visiones de lo que debe ser el Betis que están los polos opuestos. Un modelo, el de Ángel Haro y José Miguel López Catalán, fracasado con el Betis inmerso en la mediocridad más absoluta, que tiene como gran baza a Lorenzo Serra Ferrer, y otro, el de Rafael Salas, que ante el desacuerdo en la forma de gestión actual presidente y vicepresidente decidió dar un paso al frente con el objetivo de que la entidad de Heliópolis lleve a cabo la regeneración que le urge en todas las parcelas para recuperar la esencia y los valores que siempre tuvo. Dos modelos con los siguientes puntos como más importantes.

Tipo de gestión

Ahora Betis Ahora. Dos directores deportivos (Eduardo Macià y Miguel Torrecilla), cuatro entrenadores -sin contar a Alexis- (Mel, Merino, Poyet y Víctor Sánchez del Amo), un décimo puesto (15-16) y un decimoquinto (16-17) con la segunda peor puntuación de la última década (sólo superada por los 25 puntos de la 13-14), 116 goles recibidos en las dos últimas campañas, grandes inversiones de dinero en reestructuración de plantillas que no han supuesto un salto de calidad, derrotas y humillaciones en los derbis, goleadas ante Granada, Las Palmas, Alavés y Leganés... Datos que reflejan la realidad del Betis de las dos últimas temporadas, continuando la dinámica de años anteriores.

La falta de una identidad de club y que éste no haya marcado las directrices ni a Macià ni a Torrecilla aparecen como explicación de por qué no ha habido crecimiento deportivo. Ahora, la figura de Serra Ferrer aparece como el factótum del Betis, con mando en plaza, para enderezar la nave (los primeros movimientos con el balear en Sevilla han sido la renovación de Pezzella y las llegadas de Sergio León y Quique Setién). Y ya sin Torrecilla. "Miguel no estaba cómodo en la situación en la que estaba, era algo que venía arrastrando desde hace tiempo. Sólo había que verlo anímicamente, había perdido 12 ó 13 kilos, y es algo que era palpable", comentó al respecto Haro. "Cuando llegué no tenía ni idea de que Torrecilla quisiera irse", dijo por entonces el técnico de Sa Pobla. Así, Serra Ferrer está al frente de las operaciones en la actual dirección deportiva.

Arriba Betis Campeón. Si Eduardo Macià y Miguel Torrecilla habían tenido un alto poder de decisión en la parcela deportiva, la candidatura de Rafael Salas expone en su programa un modelo basado en un comité deportivo (cuatro o cinco personas) que será dependiente del consejo de administración, con el fin de consensuar la toma de decisiones en cuanto a la planificación, siendo el propio club el que le marque al director deportivo las directrices para cubrir las necesidades del primer equipo (puestos, perfiles de jugadores adecuados...) y no dar las llaves del club a ninguna figura.

Otro punto fuerte de la alternativa de Salas, con Alfonso Pérez Muñoz a la cabeza, es la creación de una red de ojeadores propia, con el fin de evitar la llegada de colaboradores que se han marchado con las salidas de Macià y Torrecilla. También ha anunciado Salas la creación del departamento de Adaptación del Futbolista, clave en el fútbol moderno para que un jugador se adapte y rinda lo antes posible, y la formación del Senado Bético (conformado por 50 béticos) con un presidente de honor elegido por ese senado, con el fin de dotar al club de más veneno.

Socios-Accionistas

Ahora Betis Ahora. En su decálogo de promesas, el grupo de Haro y Catalán buscaba un Betis asequible para todos y más participativo, con el reto de alcanzar los 50.000 abonados, cifra de momento lejana y a la espera de la campaña para la próxima temporada. Tampoco se llegó a probar en la última junta otro de los objetivos del programa de Haro y Catalán, que hubiese una reforma estatuaria para permitir el acceso a la misma a los accionistas con más de cinco títulos. Sí es una realidad la Oficina de Atención al Bético, la figura del Defensor del Bético, el Gol Sur, la radio y la televisión. Todo siempre en segundo plano por la triste realidad deportiva reflejada en el terreno de juego.

Arriba Betis Campeón. La primera medida tomada por el grupo de Salas sería aplicar una reducción de precio de los abonos en un 5% sobre la tarifa de la campaña pasada, manteniendo el compromiso de rebaja del 10% (un 15%) y otro 5% más de descuento sobre el precio final del abono a los socios que lleven en el club más de cuatro años (un 20% en total). Además, este grupo anunció que potenciará la actual Oficina de Atención al Bético y la figura del Defensor Bético, dando un mayor protagonismo a la afición en los medios oficiales y una línea diferente a la actual. También Salas anunció que quiere promover el reconocimiento del club y la entrega de medallas a los socios que cumplan Bodas de Plata y Oro con un gran acto al final de temporada, reconociendo no sólo a la figura del accionista (recibieron relojes y bufandas por parte del club en dos de las últimas juntas).

Institucional

Ahora Betis Ahora. Dentro de este apartado, está la relación con los estamentos del fútbol español, la RFEF y la LFP. Y en este sentido, llamaron mucho la atención las declaraciones de Catalán el día en el que tanto él como Haro explicaron el acuerdo con Oliver: "Sé de lo que hablo. Hasta el viernes éramos débiles con Liga, RFEF, bancos, jugadores y agentes. Ahora es una nueva etapa". Una realidad aún por comprobar.

Arriba Betis Campeón. Salas ya ha explicado que tiene en mente que el Betis recupere el sitio perdido en los dos organismos del fútbol español. Además, también en el tema institucional, ha expuesto en su programa un punto de apoyo al primer equipo, anunciando que el presidente acompañará en todo momento al primer equipo, y en caso de fuerza mayor lo haría el vicepresidente. Medida encaminada a evitar lo que ha pasado esta última campaña.

La Marca Betis

Ahora Betis Ahora. La apuesta fuerte fueron el fútbol femenino, el fútbol sala y, sobre todo, el baloncesto, con resultados muy distintos. Sobre todo, en el tema de la canasta, estando el equipo bético a la espera de ver en qué categoría jugará tras el descenso deportivo.

Arriba Betis Campeón. La candidatura de Salas desea incrementar un 10% anual los ingresos por marketing y patrocinio (el Betis no ha llevado esta campaña publicidad en la camiseta).

La cantera

Ahora Betis Ahora. Apostaban en su proyecto Haro y Catalán por un Betis de cantera, promocionando futbolistas al primer equipo. En este aspecto, el filial descendió y ha vuelto a recuperar la categoría, y salvo Dani Ceballos la cantera no se refleja en el primer equipo con un nivel alto de aptitud. Así, el Betis se ha quedado sin representantes este año en el Fútbol Draft (eligen a las 132 promesas mejores de España), algo que no pasaba desde 2008.

Arriba Betis Campeón. La figura de Miguel Valenzuela es la apuesta fuerte de Salas. Volverán el Betis C y la denominación de Betis Deportivo.

Las peñas

Ambas candidaturas están visitando a muchas para explicar sus proyectos. Dos maneras de gestión, una ya con hechos evidentes (ABA) y ahora con Serra Ferrer al mando, y otra (Salas) con la ilusión de un cambio regenerativo del Betis actual. Los accionistas decidirán.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios