Más tarea para Serra

  • Tras diez días sin novedades, el balear trabaja para completar la plantilla con al menos cuatro fichajes más

  • Volverá a la carga por Feddal ante la dificultad de fichar a Marcano

Lorenzo Serra Ferrer dialoga con Juan Merino, el pasado viernes en el palco del Estadio Municipal de la Línea. Lorenzo Serra Ferrer dialoga con Juan Merino, el pasado viernes en el palco del Estadio Municipal de la Línea.

Lorenzo Serra Ferrer dialoga con Juan Merino, el pasado viernes en el palco del Estadio Municipal de la Línea. / erasmo

Desde que el pasado 7 de julio anunciase el fichaje del mexicano Andrés Guardado, el Betis no ha tenido más anuncios de llegadas, aunque el vicepresidente deportivo, Lorenzo Serra Ferrer, ha continuado moviéndose en el mercado. Al acelerón que se produjo antes de iniciar la pretemporada, a la que el equipo bético llegó con seis caras nuevas, le siguió un periodo de calma, a la espera de que Quique Setién comenzase a trabajar con la plantilla y conociera de primera mano a la misma. Diez días después, y tras el análisis realizado entre los técnicos, al Betis le faltan al menos cuatro caras nuevas, aunque incluso podrían ser algunas más si se añaden otras salidas a las de Dani Ceballos y Rubén Castro, confirmadas durante la pasada semana.

Una de las prioridades de los técnicos es un central zurdo. La opción de Iván Marcano era una de las preferidas, pero el Oporto no está poniendo facilidades a la salida del central, al que le queda un año de contrato e incluso pretende renovar. De hecho, este pasado fin de semana, el cántabro puso rumbo a México con el resto de integrantes de la expedición lusa para realizar una minigira por aquel país en el que disputarán dos partidos amistosos durante esta semana.

A la vez que los técnicos trabajaban en la opción de Marcano también se activó la operación con el central hispano-marroquí del Alavés Zou Feddal, como ha venido informando este periódico. Eso sí, el conjunto vitoriano se está mostrando inflexible en su petición de la cláusula de rescisión, fijada en unos tres millones de euros, de ahí que la negociación sea lenta. El Betis quiere rebajar esa cantidad, aunque sí está dispuesto a elevar su propuesta para firmar al central, que también cuenta con el interés del Valencia y de un conjunto de la Premier. No está siendo una operación sencilla y el Alavés ya ha mostrado este verano su capacidad de resistencia y así, por ejemplo, acabó traspasando a Edgar al Cruz Azul mexicano por los 5 millones de euros que reflejaba su cláusula de rescisión.

También trabaja Serra Ferrer para mejorar la medular. Los nombres de Javi García o Pasalic están encima de la mesa, aunque ambas son opciones muy complicadas. El Zenit no acepta por ahora una posible cesión del pivote murciano, pese a que éste ni siquiera apareció entre los convocados de Roberto Mancini para la primera jornada del campeonato ruso, además de que su alta ficha sería otro obstáculo para la operación. En el caso del centrocampista croata, que responde a un perfil distinto y más ofensivo, la Lazio aparece como un duro rival para hacerse con sus servicios y más aún tras confirmar ayer la venta de Lucas Biglia al Milan por 17 millones de euros. El Chelsea, poseedor de los derechos de Pasalic, tampoco parece dispuesto a facilitar un préstamo y sí quiere hacer caja con una venta, de ahí lo complicado de su fichaje.

Para el ataque, Serra maneja distintos perfiles, tanto de extremos como de delanteros, y aunque jugadores como Bojan o Adrián López aparezcan en la lista, el técnico aguardará a los movimientos del mercado para optar a un refuerzo de nivel, aunque sea en forma de cesión.

El cuadro verdiblanco tiene disponibilidad económica tras la venta de Dani Ceballos y ahora Serra Ferrer afrontará el segundo tramo del mercado con la necesidad de completar la plantilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios