Un verano con caudales

  • El actual periodo de fichajes, todavía provisional, arroja el mayor beneficio en el capítulo de ventas en una década

  • Los gastos sólo son superados por los realizados en la 2008-09

El vicepresidente deportivo del Betis, Lorenzo Serra Ferrer, conversa con el entrenador, Quique Setién, en el hotel de concentración de Montecastillo. El vicepresidente deportivo del Betis, Lorenzo Serra Ferrer, conversa con el entrenador, Quique Setién, en el hotel de concentración de Montecastillo.

El vicepresidente deportivo del Betis, Lorenzo Serra Ferrer, conversa con el entrenador, Quique Setién, en el hotel de concentración de Montecastillo. / josé contreras

A falta de 20 días para el cierre del periodo de fichajes, el Betis supera las cifras en las transacciones realizadas en las temporadas precedentes. A falta de la llegada de un medio centro y de un atacante y, naturalmente, de lo que vaya dictando el mercado hasta el 31 de agosto, el club bético ha gastado 26,5 millones de euros en fichajes y ha ingresado 27,1, atendiendo como referencia los datos ofrecidos por el portal especializado Transfermarkt -que no siempre coinciden con los datos publicados, los cuales, a su vez, tampoco suelen coincidir entre ellos, según sea la fuente la entidad vendedora, la compradora o el intermediario de turno-. El balance arroja hasta el momento un balance positivo de 0,6 millones.

En el actual plazo de compraventas, aún provisional, el montante al que ascienden las altas (26,5 millones) es el mayor de la última década, salvo el registrado en la 2008-09 (34,2), temporada en la que acabó descendiendo a Segunda División. Los millones ingresados por las ventas, en cambio, sí superan sin salvedades al recibido en los diez años anteriores. La campaña que más se le acercó fue la 2009-10 (21,5 millones), ejercicio que arrojó el mejor balance en los últimos diez años: 17,6 millones de superávit.

El balance entre salidas y llegadas es positivo, aunque lejos de los 17,6 millones de la 2009-10

Con Lorenzo Serra Ferrer al frente de la gestión deportiva, el actual Betis ha hecho ocho incorporaciones, aunque sólo seis han sido contrataciones en las que han mediado desembolsos económicos a los clubes de origen. Se trata, por orden de coste, Camarasa (7 millones al Levante), Boudebouz (7 al Montpellier), Tello (4 al Barcelona), Sergio León (3,5 a Osasuna), Feddal (2,5 al Alavés) y Guardado (2,5 al PSV). Jordi Amat y Barragán, por su parte, son sendas cesiones del Swansea y del Middlesbrough, respectivamente.

FUENTE: www.transfermark.com. / NOTA: Las cantidades están referidas a millones de euros FUENTE: www.transfermark.com. / NOTA: Las cantidades están referidas a millones de euros

FUENTE: www.transfermark.com. / NOTA: Las cantidades están referidas a millones de euros

En cuanto al apartado de ingresos, los 27,1 millones embolsados corresponden en gran medida a la venta del Dani Ceballosal Real Madrid (17 millones), que es la operación con el mayor beneficio reportado a las arcas del Betis en los diez años analizados. Sólo los 15 millones obtenidos de la venta de Oliveira al Al-Jazira en la 2009-10 se acercan.

Los 10,1 millones restantes por ventas en la presente ventana de fichajes derivan de las salidas de Piccini (3 millones al Sporting de Portugal), Petros (2,5 al Sao Paulo), Portillo (1,5 al Getafe), Jonas Martin (1,5 al Estrasburgo), Pacheco y Bruno (1 y 0,6, respectivamente, también al Getafe).

Han existido más movimientos de futbolistas de los que no constan, sin embargo, cantidades dinerarias aportadas. Son los casos de Felipe Gutiérrez, cedido hasta enero de 2018 al Internacional de Porto Alegre; la cesión al Levante de Álex Alegría -quien fue incluido en la operación del fichaje de Camarasa-, y las marchas como jugadores sin contratos vigentes de Álex Martínez al Granada, Cejudo al Western Sidney y Manu Herrera a Osasuna.

Además de lo anterior, varios son los apuntes que podrían destacarse del escrutinio cuantitativo del último decenio de compras y ventas. En primer lugar, como refleja el cuadro adjunto, destaca el creciente flujo monetario desde la temporada pasada, cuyos montantes van aproximándose ya a los de la 2008-09, un curso considerado previo aún a la galopante crisis económica y financiera -además de la administración judicial desde 2010 hasta 2015-. Desde entonces hasta la campaña pasada, curiosamente, las cifras que ha manejado el Betis, tanto en las entradas como en las salidas, han sido tan modestas como el contexto.

En aquel 2008-09, la primera campaña analizada, el Betis pagó al Zaragoza 10 millones por Sergio García y 9 por Oliveira. Por Emana, además, el club verdiblanco abonó 9 millones al Toulouse. Desde entonces, el futbolista que más se ha acercado a esos números fue la contratación de Sanabria la pasada campaña: 7,5 millones.

Como curiosidad, cabe reseñar que los 111,5 millones gastados por el Betis en toda una década suponen únicamente la mitad de lo que el PSG ha pagado al Barcelona por Neymar (222 millones). Cosas del mercado y sus desigualdades...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios