Cambiar de colchón cada cinco años mejora la calidad del sueño

  • Un buen soporte consigue reducir en un 63% los dolores de espalda

La European Bedding Industries Association (corporación empresarial que agrupa a los fabricantes de colchones), ha presentado recientemente un estudio científico para poder traducir en términos de salud los beneficios de cambiar de colchón. El estudio encargado a la Universidad de Oklahoma ha confirmado que existe una relación muy estrecha entre un buen colchón y el descanso reparador nocturno. Un nuevo colchón puede mejorar hasta en un 63% los dolores en la parte alta de la espalda.

El objetivo del estudio era comparar la percepción de la calidad del sueño antes y después de reemplazar un sistema de descanso de cinco o más años. El estudio concluye que un colchón nuevo ofrece el soporte requerido y tiene un efecto positivo en la mejora de dolores y rigidez de espalda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios