Establecen biomarcadores en el diagnóstico del infarto

  • Una técnica basada en los niveles de troponina puede prever los episodios.

En los pacientes ingresados en urgencias con dolor en el pecho, el uso de una prueba muy sensible a los niveles de troponina I (una proteína del tejido muscular) puede ayudar a descartar el diagnóstico de infarto de miocardio; por otro lado, los cambios en los niveles de este biomarcador, tres horas después del ingreso, pueden ser útiles para confirmar el diagnóstico de ataque al corazón, según un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

La identificación temprana de individuos con alto riesgo y riesgo intermedio de isquemia miocárdica (flujo insuficiente de sangre al músculo del corazón) es crucial, ya que el beneficio es mayor tras un tratamiento temprano. Según un consenso internacional, el diagnóstico de infarto de miocardio se basa principalmente en un nivel elevado de troponina cardíaca. Till Keller, de la Universidad de Hamburgo, en Alemania, y sus colaboradores, evaluaron el rendimiento diagnóstico de una prueba de alta sensibilidad de troponina I (hsTnI) recientemente desarrollada en comparación con la prueba actual de troponina I (cTnI). Doce biomarcadores, incluyendo hsTnI y cTnI, se midieron al ingreso, y a las tres y seis horas.

Según los autores, el inconveniente de las pruebas de troponina actuales, con baja sensibilidad en las primeras horas después del inicio del dolor en el pecho, fue lo que impulsó la evaluación de varios biomarcadores del diagnóstico de infarto de miocardio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios