invierno

Nuevas evidencias avalan la vacunación de la gripe

  • Un estudio con participación andaluza analiza su papel en la reducción de la mortalidad

La medida permite prevenir infecciones y reducir la gravedad de los ingresos que se producen. La medida permite prevenir infecciones y reducir la gravedad de los ingresos que se producen.

La medida permite prevenir infecciones y reducir la gravedad de los ingresos que se producen. / Alberto Domínguez

Las vacunas, en general, son una herramienta útil con logros demostrados en materia de salud pública. Pese a ello, algunas recomendaciones siguen despertando suspicacias en algunos sectores de la población. Periódicamente surgen estudios que tratan demostrar su aporte a sectores concretos de la población. En este caso, han sido científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública quienes han estudiado la eficacia de la vacunación contra la gripe en personas mayores para prevenir casos de mayor gravedad por causa de este virus. El trabajo, que recoge Canadian Medical Association Journal, ha sido liderado por la investigadora de la Universidad de Barcelona Ángela Domínguez.

El estudio, llevado a cabo en 20 hospitales de Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid, Navarra y País Vasco, mostró cómo la vacunación durante varias temporadas en personas mayores tiene un alto efecto protector frente a las formas graves de gripe (ingresos en UCI y fallecimientos), el doble del efecto observado para prevenir los ingresos de menor gravedad.

"El alto efecto de la vacunación frente a casos graves se atribuye a las infecciones prevenidas y la reducción de la gravedad en aquellos pacientes vacunados en los que no se evitó la gripe", apuntan Itziar Casado y Jesús Castilla, del Instituto de Salud Pública de Navarra y del Ciberesp, autores principales del artículo. Según apuntan los investigadores, el efecto de la vacunación para prevenir formas graves podría ser mayor del estimado en estudios previos. Los nuevos resultados muestran que los pacientes mayores de 65 años vacunados en la temporada de estudio y en temporadas anteriores tuvieron una protección del 31% para prevenir ingresos hospitalarios por gripe no grave.

En el caso de los ingresos en la UCI, la reducción fue del 74%, y un 70% para prevenir fallecimientos asociados a la gripe, todo ello en comparación con aquellos pacientes que no se habían vacunado en la temporada de estudio ni en las tres anteriores. Además, en aquellos pacientes en los que la vacuna no logró evitar la infección por gripe y requirieron ingreso en hospitales, la vacuna redujo en un 55% el riesgo de padecer formas clínicas graves por este virus. "Los resultados refuerzan la recomendación de vacunarse contra la gripe para las personas mayores y la importancia de hacerlo cada nueva temporada para poder evitar hospitalizaciones y mortalidad asociadas a este virus", concluye Domínguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios