Nuevos logros en la lucha global contra el avance de la tuberculosis

  • La OMS registra en su informe anual una disminución continua del número de personas que contraen la enfermedad, aunque sigue confirmando una cifra enorme de nuevos casos: 8,7 millones en 2011

Según el Informe Mundial sobre la Tuberculosis 2012 que publica la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tratamiento y el control de esta enfermedad han salvado 20 millones de vidas. "En 17 años, 51 millones de personas han sido tratadas con éxito, siguiendo las recomendaciones de la OMS. Sin ese tratamiento, 20 millones habrían muerto», afirma el doctor Mario Raviglione, director del Departamento de la OMS denominado Alto a la Tuberculosis (Stop TB en inglés). "Este hito refleja el compromiso de los gobiernos con la transformación de la lucha antituberculosa".

Estos logros han sido posibles gracias al liderazgo en los países endémicos y al apoyo internacional, pero la OMS señala la fragilidad de la lucha mundial contra la tuberculosis. "El impulso hacia la derrota de esta enfermedad está verdaderamente en peligro. Nos encontramos en una encrucijada que puede llevarnos a la eliminación de la tuberculosis en pocos años o a millones de nuevas muertes", ha dicho el doctor Raviglione.

Los nuevos datos del Informe Mundial OMS sobre la Tuberculosis 2012 confirman que sigue siendo una importante causa de muerte de origen infeccioso, pero registran una disminución continua del número de personas que contraen la tuberculosis, aunque la cifra de nuevos casos alcanza los 8,7 millones en 2011.

Aproximadamente 1,4 millones de muertes, de las cuales medio millón en mujeres, lo que hace de la tuberculosis una de las principales causas de muerte en este grupo. Asimismo, el texto hace referencia a una reducción de los nuevos casos y de las muertes en las seis regiones de la OMS, aunque las Regiones de África y Europa todavía no están en camino de lograr reducir la mortalidad en 2015 a la mitad de la registrada en 1990. Por último, constata progresos lentos en la lucha contra la tuberculosis multirresistente, de la que se calcula que solo se diagnostican uno de cada cinco casos mundiales. A este respecto cabe recordar las afirmaciones lanzadas por ese mismo departamento de la OMS en la celebración del Día Mundial de la enfermedad y que hacían referencia al Plan Mundial para Detener la Tuberculosis 2011-2015. Ahí aludían a la necesidad de expandir el tratamiento de la tuberculosis multirresistente desde ahora y cerrar el paso a las farmacorresistencias extinguiéndolas antes de que aparezcan, o dicho de otro modo: suministrando atención antituberculosa de gran calidad a quienes lo necesitan.

Respecto al diagnóstico en el informe se alaba el despliegue mundial de una nueva prueba diagnóstica que permite detectar la tuberculosis, incluida la farmacorresistente, en tan solo 100 minutos. Esta prueba totalmente automatizada de amplificación de ácidos nucleicos que permite diagnosticar la tuberculosis y los casos resistentes a la rifampicina, ya está disponible en 67 países de ingresos bajos y medios. Se espera que la adopción de esta prueba rápida se amplíe aún más tras la reciente reducción de su precio en un 41%. También menciona la aparición de nuevos fármacos, aunque también subraya la dificultad para desarrollarlos, un ámbito en el que existe un déficit de financiación anual de 1400 millones para investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios