Verano

Pomadas y agua salada para tratar picaduras de medusa

  • Utilizar agua dulce u orina no es una práctica aconsejable.

Llega el verano y como cada año, cuando se producen altas temperaturas y tras un invierno de pocas lluvias, aparecen en las playas españolas, sobre todo mediterráneas, las medusas que en forma de plagas fondean cerca de la orilla picando a los bañistas.

El remedio para las picaduras de estos organismos de cuerpo gelatinoso es agua salada para limpiar la herida, aplicar compresas frías para el dolor y pomada, con antihistamínico o corticoides, para reducir la inflamación. Por el contrario, el internista del Hospital USP San Camilo de Madrid, el doctor Javier Montero, desmiente que utilizar agua dulce u orina para limpiar la herida pueda servir para mejorar o reducir el dolor. Del mismo modo, afirma en una entrevista a Europa Press, está contraindicado el uso de arena para cubrir o frotar la herida, ya que "sólo se va a conseguir extender la erupción cutánea mucho más, porque se va a extender el tóxico".

Playas de Murcia, Huelva, Cádiz o Málaga son algunas de las que ya han sufrido estas plagas y sus consecuencias "crean alarma social", pese a ser un problema "general" de todos los veranos. El motivo de su proliferación en ambientes cálidos oceánicos como el mediterráneo, es debido a circunstancias medioambientales como la escasez de lluvia, que reduce el agua dulce en las zonas costeras y que tan poco les gusta a estos celetéreos.

Asimismo, los vientos y el aumento de los vertidos tóxicos, que "pueden crear un nutriente especial que favorezca la alimentación de estas medusas y su proliferación", favorecen su aparición. La mayoría de las picaduras suelen producirse en brazos y piernas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios