El Reina Sofía reconstruye el pene de un bebé con una técnica pionera en España

  • La cirugía, realizada el pasado miércoles, consistió en la realización de una nueva uretra y un miembro al menor que tan sólo nació con testículos · La operación la dirigió el urólogo pediátrico Rafael Gosálves.

Comentarios 5

El equipo de cirujanos pediátricos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, dirigidos por el urólogo pediátrico del Miami Children's Hospital, Rafael Gosálbez, ha realizado con éxito la primera intervención en España a un bebé con afalia congénita, es decir, que nació tan sólo con testículos, pero sin pene. La técnica empleada se ha descrito recientemente y sólo ocho niños en todo el mundo se han sometido a este procedimiento. 

Esta malformación, que afecta a uno de cada 30 millones de recién nacidos y de la que solo existen alrededor de 80 casos descritos en el mundo, se caracteriza por la localización de la uretra, ya que ésta desemboca en el ano, por donde orina el paciente. De este modo, la intervención quirúrgica no sólo es necesaria desde el punto de vista genital, sino que es clave para preservar los riñones de infecciones frecuentes y evitar el fracaso renal.

El bebé intervenido, según informó la directora de la Unidad de Cirugía Pediátrica del Reina Sofía, Rosa María Paredes, se encuentra en estos momentos estable, aunque insistió en que el postoperatorio de este tipo de intervenciones, que puede durar entre dos y tres semanas, es "muy delicado". A partir de ahora precisará nuevas intervenciones en los próximos años para completar el procedimiento y también en la edad adulta.

La operación, que tuvo lugar el pasado miércoles en el marco del 51 congreso de la Sociedad Española de Cirugía Pediátrica, se realizó en tres fases. La doctora Paredes explicó que, en primer lugar, se desenterró la uretra del lugar en el que se encontraba; es decir, se separó de la pared anterior del recto. A continuación, se construyó una uretra artificial usando colgajo de piel del escroto, que se unió a la uretra primitiva. Finalmente, se creó un pene con colgajo de piel abdominal.

Con la cirugía practicada en Córdoba, que se ha convertido en un "hito histórico", el doctor Gosálvez, afincado en Estados Unidos, suma tres pacientes pediátricos intervenidos por esta técnica. El cirujano detalló ayer que esta primera operación tiene como fin ayudar al niño en "su periodo transicional" y "reconozca que hay algo". En posteriores intervenciones se intentará implantar tejido muscular en el pene para extender la uretra desde la base hasta la punta del falo. Con esta nueva operación se lograría que el pene recuperase su funcionalidad para poder miccionar. En edad adulta, a través de una prótesis peneana, se conseguiría que el falo tenga una función eréctil para su uso sexual. 

Gosálvez detalló que la técnica utilizada fue inventada por un cirujano italiano, el doctor Roberto de Castro, y la primera descripción médica se hizo en 2007, ya que se trata de una patología extraña. Además de este caso, el doctor Gosálves ha subrayado que se tiene constancia de otros cuatro en todo el mundo, además de los tres que él mismo ha intervenido en Estados Unidos, por lo que en total existen ocho intervenciones de este tipo documentadas entre 2007 y 2012.

más noticias de SALUD Ir a la sección Salud »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios