"Sólo quiero saber qué pasó para poder superarlo"

  • La madre de la niña fallecida relata que siempre le quedó la "duda" de las causas de su muerte · Cuando vieron el caso de Rayan supieron que a ellos les pasó lo mismo

Afrontar la muerte de un hijo es dura a cualquier edad, pero cuando tiene sólo 23 horas de vida y se es primerizo, es casi imposible hacerlo. En esa situación se ha visto un joven matrimonio granadino que vio cómo su hija fallecía en el hospital Materno Infantil de Granada en diciembre de 2007 a las pocas horas de vida. El hospital les dijo que no pudo superar unos problemas metabólicos con los que nació. Pero también les dijo que se había cometido un error previo con la alimentación y que le habían introducido por vena la sustancia que tiene que ir por sonda nasogástrica.

"Nos dijeron que eso no le causó la muerte, pero que tampoco le benefició. De hecho, mi marido preguntó la noche antes -la niña murió a primera hora de la mañana- y dijeron que estaba bien", recuerda A. G., embarazada de nuevo y que en sólo quince días dará a luz a un niño.

Ante el terrible impacto, y tras dos autopsias reglamentarias -con análisis de órganos y de tejidos que se enviaron hasta a Barcelona, Madrid y Vigo- por parte del hospital, no sacaron nada en claro. "Fuimos a un primer abogado y no nos decían otras causas de la muerte y ya pues lo dejamos", dice. De hecho, no llegaron a poner reclamación al hospital "no se, quizá queríamos terminar con todo lo sucedido y seguir adelante".

Pero todo dio una vuelta cuando escucharon por televisión el caso de Rayan en Madrid. "Cuando lo vimos y escuchamos a un médico decir que ese error es mortal de necesidad entonces nos vimos reflejados y supimos que a nosotros nos pasó igual", cuenta la mujer.

A partir de ahí, comenzó otra vez a mover hilos para buscar una respuesta a su historia. "Nunca se supera pero si sabemos qué pasó exactamente te ayuda a superarlo, a intentar rehacer la vida y tener la tranquilidad de saberlo todo. Siempre, desde que me dijeron que murió, he tenido dudas de que ese fallo no influyera", asegura intentando contener la emoción durante la conversación. Fue entonces cuando mandó un correo electrónico a la Asociación el Defensor del Paciente explicando la situación para que "supieran que pasan más casos en España".

"Sólo quiero que la Fiscalía investigue, que me expliquen lo que pasó porque a nosotros esas consecuencias del fallo no nos las ha dicho nadie". Además, tampoco sabe si el hospital depuró algún tipo de responsabilidad entre el personal de la planta o hacia la enfermera que le dijeron que cometió el error.

La madre reconoce que tras conocer el caso de Rayan en Madrid se le vino todo de nuevo a la cabeza toda la pesadilla que habían vivido hace un año y medio. Y todo esperando un nuevo hijo. "Estamos desbordados pero queremos que se investigue y quede todo claro", matizó.

Desde la Asociación El Defensor del Paciente, que ha denunciado los hechos a la Fiscalía, aseguran que cuando se conozcan más casos "seguro que siguen apareciendo", por lo que pidió a todas las familias que hayan vivido algo parecido que lo pongan en contacto de la asociación o "que lo denuncien directamente ya que hay que depurar responsabilidades en estos hechos. Si queremos sanidad de calidad, hay que desvelar estos hechos para que se puedan cambiar protocolos y formas de trabajo o de gestión", dijo la presidenta, Carmen Flores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios