La detección en fases iniciales eleva la curación y supervivencia en el 90% de los casos

La incidencia del cáncer de colon y recto en Andalucía es de más de 5.700 casos nuevos al año. Se trata del cáncer más frecuente en los países occidentales, si se considera conjuntamente a hombres y mujeres, y uno de los tumores malignos más frecuentes en Europa. Al tratarse de una enfermedad que no suele causar ninguna molestia hasta que se encuentra muy avanzada, es fundamental hacer un diagnóstico precoz para que su tratamiento sea más fácil y aumenten las posibilidades de curación.

De hecho, numerosos estudios han demostrado que la detección en estadios precoces eleva la curación y la supervivencia hasta el 90%. Desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se estableció en 2013 un plazo de cinco años para su inclusión en cartera de servicios y otros cinco para su extensión a toda la población diana, por lo que Andalucía va a buen ritmo en este compromiso. El Programa de Detección Precoz de Cáncer de Colon y Recto se fue extendiendo progresivamente a lo largo de 2015 con un centro de salud por provincia, que ahora se pretende doblar en el próximo año. La amplia dispersión geográfica de la comunidad autónoma hace necesaria esta implantación paulatina. Según puso de manifiesto el SAS al inicio del proyecto, la organización ha sido muy compleja y ha requerido el diseño de una aplicación informática compatible con los diferentes sistemas de información clínica corporativos. También ha sido necesaria la formación de todos los profesionales implicados en el mismo, empezando por el manejo de la aplicación informática diseñada para darle soporte.

El objetivo es asegurar que se cuente con un diagnóstico rápido y fiable, con programas que reduzcan la incidencia de los tumores malignos y su mortalidad y con todos los recursos humanos y tecnológicos necesarios para una asistencia de calidad y ajustada a la evidencia científica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios