pacientes

El ejercicio físico y la fisioterapia pueden reducir la discapacidad

  • Un proyecto del SAS y la Universidad de Granada combate los efectos del cáncer y su tratamiento para aportar calidad de vida

Los pacientes valoran el aprendizaje que supone la iniciativa. Los pacientes valoran el aprendizaje que supone la iniciativa.

Los pacientes valoran el aprendizaje que supone la iniciativa. / m.g.

El Hospital Virgen de las Nierves de Granada presentó la semana pasada su Unidad de Apoyo al Paciente Oncológico, una iniciativa para la atención clínica del paciente de cáncer resultado de un convenio de colaboración entre el SAS y el Instituto de Investigación Deporte y Salud de la Universidad de Granada, a través del grupo de investigación 'Cuidate', coordinado por el profesor del departamento de Fisioterapia Manuel Arroyo.

La Unidad trata de reducir la discapacidad de las personas que han sufrido cáncer, mediante el ejercicio físico y la fisioterapia. Para ello, pretende prevenir y tratar los efectos secundarios asociados al cáncer y a su tratamiento, así como innovar en recursos y servicios en el campo de la oncología para ofrecer apoyo de máxima calidad a los pacientes desde una perspectiva multiprofesional.

Manuel Arroyo ha explicado que la colaboración con el SAS surgió hace aproximadamente diez años, "dando lugar ahora a esta Unidad de Apoyo, única en Andalucía, que busca compatibilizar el binomio asistencia sanitaria e investigación para asistir al paciente oncológico en su recuperación".

Inma Rosales, paciente, intervino en la presentación para subrayar la motivación y aprendizaje obtenidos gracias a esta iniciativa. Por su parte, José Alfredo Baca, paciente, ha expresado que el programa "ayuda a conocer tu cuerpo con las nuevas circunstancias en las que vives tras ser diagnosticado, poniendo en práctica unas técnicas que resultan útiles para no abandonar la lucha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios