Los hábitos estresantes reducen el tránsito intestinal

  • Las personas sometidas a presión ven lastrados sus hábitos alimenticios

El estrés hace aumentar el consumo de comida rápida y ello repercute en el tránsito intestinal, según advierte el Foro de Regulación Intestinal y la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (Sedca) con motivo del Día Mundial de la Alimentación que se celebró el lunes 16 de octubre. "Los trabajadores que padecen estrés consumen mayor cantidad de comida rápida y menos porciones de frutas y verduras", según un estudio publicado en el número de octubre de la revista Preventing Chronic Disease.

El estrés sufrido en el puesto de trabajo "va unido a una serie de malos hábitos alimenticios ya que se reduce la ingesta de agua y las comidas se hacen a deshoras y de forma poco equilibrada, pues se comen menos alimentos ricos en fibra y se aumenta el consumo de comida rápida, rica en grasas saturadas", explica Jesús Román, presidente del Comité Científico de Sedca. Estos malos hábitos alimenticios así como las situaciones agobiantes que pueden vivirse en el puesto de trabajo "provocan una alteración de los movimientos peristálticos del intestino producido por una reducción del aporte sanguíneo al tracto intestinal. Cuando esos movimientos se ralentizan, se produce estreñimiento", afirma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios