La lactancia podría salvar la vida de 1,3 millones de niños cada año

  • La OMS y Unicef celebran la Semana Mundial de la Lactancia Materna · Su objetivo en esta edición es reforzar su práctica en zonas necesitadas, en detrimento de los programas de nutrición artificial

Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 120 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo. Según la Alianza Mundial pro Lactancia Materna, coordinadora de los eventos, la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la recomienda como modo exclusivo de alimentación hasta los seis meses de edad. Con la Semana Mundial se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada por altos cargos de la OMS y el Unicef en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

Cada año se salvaría la vida de 1,3 millones de niños menores de un año si se alimentasen exclusivamente de leche materna, según la doctora Constanza Vallenas, del departamento de salud infantil de la OMS. La Semana Mundial de la Lactancia Materna se centra este año en destacar la importancia de la lactancia materna incluso en momentos de emergencias. Vallenas recordó que actualmente sólo el 40% de todos los bebes menores de 6 meses se alimentan de leche materna, y ésta no sólo evita la malnutrición, sino también enfermedades mortales en la infancia como la diarrea o la neumonía.

Los estudios demuestran que la lactancia materna constituye la intervención preventiva individual más eficaz respecto a la supervivencia de los niños, ya que puede evitar entre el 12 y el 15% del total de muertes de menores de cinco años del mundo en desarrollo. "Durante las situaciones de emergencia, los niños, niñas y familias se ven obligados en muchos casos a sobrevivir sin alimentación adecuada, sin agua potable y sin saneamiento ambiental", señaló la directora ejecutiva de Unicef, Ann Veneman. "La leche materna constituye una excelente fuente nutritiva para los lactantes y, cuando se carece de agua potable, protege a los niños y niñas de corta edad de enfermedades peligrosas transmitidas por el agua, como la diarrea".

Asimismo, está demostrado que la lactancia materna también protege a los lactantes de las enfermedades infecciosas y de las vías respiratorias, fortalece sus sistemas inmunológicos y ayuda a protegerles de diversas enfermedades crónicas durante el resto de sus vidas.

Los objetivos de la Semana Mundial de Lactancia Materna de este año son reforzar el rol vital que juega la Lactancia Materna como respuesta a las emergencias en todo el mundo; abogar por la activa protección y apoyo a la Lactancia Materna, antes y durante las emergencias; informar a las madres, personal sanitario, gobiernos, agencias humanitarias sobre cómo pueden apoyar activamente la Lactancia Materna, antes y durante las emergencias. Desarrollar acciones de colaboración y crear redes de apoyo entre quienes tienen experiencia en el manejo de la lactancia materna y las personas y organizaciones involucradas en la respuesta a lasemergencias.

Los riesgos de la alimentación artificial, y particularmente parainfantes más vulnerables afectados por VIH, fueron expuestos en Botswana entre 2005 y 2006 . La alimentación de reemplazo con fórmula infantil se dio a todas las madres infectadas con VIH como parte del programa nacional de prevención de la transmisión verticaldel VIH.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios