prevención

Los mayores con hábitos saludables utilizan menos los servicios sanitarios

  • No fumar, ser físicamente activo, seguir una buena dieta, dormir bien o no vivir solo, son algunos de los determinantes claves

Un correcto autocuidado reduce la presión sobre el sistema sanitario. Un correcto autocuidado reduce la presión sobre el sistema sanitario.

Un correcto autocuidado reduce la presión sobre el sistema sanitario. / Eduardo Alías

La población de edad avanzada ha ido creciendo en los últimos años y son los que más utilizan servicios sanitarios. Los hábitos saludables se asocian a disminuciones en el padecimiento de enfermedades y mortalidad, pero no se ha estudiado aún el impacto combinado de hábitos saludables en la utilización de dichos servicios.

En un trabajo reciente, investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) , analizaron el efecto de la combinación de 5 a 6 hábitos saludables en la utilización de varios servicios sanitarios en personas mayores en España. "Un mejor estado de salud se ha asociado a menores gastos sanitarios e intervenir sobre varios hábitos podría ser más eficaz que sobre algunos aislados", afirma José Ramón Banegas, director del trabajo e investigador del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UAM.

Los resultados, publicados en el American Journal of Preventive Medicine, mostraron por primera vez que la combinación de 5 a 6 hábitos saludables en los adultos mayores se asocia -independientemente de otros factores sociodemográficos, estilos de vida y enfermedades crónicas- con una disminución a la mitad del riesgo de polifarmacia, visitas frecuentes al médico de atención primaria y hospitalización.

Los hábitos saludables estudiados fueron: nunca haber fumado, ser físicamente activo, seguir una dieta mediterránea, dormir 7 u 8 horas al día, estar sentado menos de 8 horas al día y no vivir solo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios