riñones

Las mujeres, más donantes que receptoras en el trasplante renal

  • El Día Mundial del Riñón coincide este año con el Día Internacional de la Mujer

  • La Sociedad Española de Nefrología pide un abordaje adecuado de los factores de riesgo

Una paciente durante una sesión de diálisis en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada. Una paciente durante una sesión de diálisis en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

Una paciente durante una sesión de diálisis en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada. / g. h.

La Sociedad Española de Nefrología (SEN) ha querido elaborado un informe con motivo de la coincidencia, este año, del Día Mundial del Riñón y el Día Internacional de la Mujer. Esta circunstancia ha invitado a esta sociedad científica a reflexionar sobre la importancia de la salud de la mujer y específicamente su salud renal. La prevalencia de la Enfermedad Renal Crónica (ERC) en España en mujeres adultas se sitúa entre el 7% y el 9% según los estudios epidemiológicos disponibles y se asocia a factores de riesgo como la hipertensión arterial, la diabetes, elevados niveles de colesterol, sedentarismo, tabaquismo y antecedentes cardiovasculares, además de la edad.

El informe hace hincapié en la necesidad de combatir de forma específica estos factores de riesgo que, en algunos casos, alcanzan una prevalencia preocupante. Según datos del Estudio de Riesgo Cardiovascular en España (Enrica 1 ) y del subestudio Enrica Renal 1, el sedentarismo llega en la mujer al 70%, un porcentaje bastante mayor que en el hombre. Según sus datos, menos del 50% de las mujeres cumplen con la recomendación de 150 minutos de actividad física semanal en ratos de ocio (2,5 horas), mientras dedican 840 minutos (14 horas) a ver la televisión.

Los datos de sedentarismo se conectan con los de sobrepeso-obesidad: un 74% de las mujeres adultas en España presenta exceso de peso. Por su parte, los niveles elevados de colesterol afectan a más de la mitad de las mujeres, concretamente al 52%. Y el tabaquismo sigue en niveles también muy preocupantes: un 25% de las españolas fuma en este estudio. En relación con el resto de factores de riesgo, según datos del estudio Enrica, la prevalencia global de hipertensión arterial (HTA) en mujeres se sitúa en el 28%, aunque en mayores de 65 años sube al 68%, mientras que el 6% de las mujeres padecen diabetes, porcentaje que sube al 17% en mujeres mayores de 65 años.

Aunque es importante en todo momento controlar los factores de riesgo de la enfermedad renal, es especialmente relevante hacerlo en situaciones en la vida de la mujer como el embarazo o la menopausia. Durante la gestación, por ejemplo, se producen cambios fisiológicos normales en la función renal. En ocasiones, problemas renales que han pasado desapercibido pueden ser detectados durante el embarazo. En estas situaciones tanto el embarazo puede tener repercusión sobre la progresión del problema renal, como el problma renal puede tener repercusiones sobre el desarrollo del embarazo.

En los últimos años, ha crecido la prevalencia de la ERC en sus fases más avanzadas, y concretamente aquellas que requieren el Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS). El número de personas necesitadas de hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante ya supera las 1.200 por millón de población en nuestro país, situándose por encima de las 57.000 personas. Por grupos de edad, el segmento de población que concentra mayor población en Tratamiento Renal Sustitutivo por millón de habitante es el que va de 45 a 64 años. En la comparación con el resto de Europa, España resulta ser es el quinto país con más prevalencia de pacientes con tratamiento sustitutivo, solo superado por Portugal (donde se eleva por encima de los 1800 por millón de habitantes), y Bélgica, Francia y Grecia (con menos diferencia).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios