Las nuevas terapias logran retrasar la discapacidad

  • La enfermedad afecta a cerca de 46.000 personas en España y cada año se diagnostican 1.800 nuevos casos

La esclerosis múltiple afecta a cerca de 46.000 personas en España y cada año se diagnostican 1.800 nuevos casos cuya curación sigue siendo una tarea imposible. No obstante, desde la Sociedad Española de Neurología (SEN) muestran cierto optimismo porque los nuevos tratamientos están permitiendo retrasar el deterioro y la discapacidad que provoca.

Así lo asegura la coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Desmielinizantes de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Celia Oreja-Guevara, con motivo del Día Nacional de la Esclerosis Múltiple celebrado el pasado domingo 18 de diciembre. "Actualmente sigue siendo la segunda causa de discapacidad más frecuente entre los jóvenes, después de los accidentes de tráfico", reconoce esta experta en declaraciones a Europa Press, reconociendo no obstante que la situación ha mejorado en los últimos años. Esta enfermedad autoinmune suele detectarse en personas jóvenes, de entre 20 y 40 años, y hasta hace unos años el pronóstico una vez diagnosticados era muy pesimista. "El tratamiento era fundamentalmente sintomático", recuerda esta experta, de modo que veinte años más tarde "la mayoría presentaba una discapacidad grave"

"El mayor problema de estos pacientes es la discapacidad, ya que van acumulando síntomas, dejan de caminar y deben pasar a estar en una silla de ruedas, o el hecho de que tengan temblores y no puedan comer bien, o que tengan tanta incontinencia urinaria que deban ir con pañal", ha reconocido esta experta. Sin embargo, ahora estos problemas se está retrasando en muchos pacientes y "sólo uno de cada tres presenta una discapacidad grave quince años después del diagnóstico". Esto ha sido posible gracias al desarrollo de fármacos inmunomoduladores, que permiten evitar y retrasar las recaídas de esta enfermedad. Además, su forma de administración también ha evolucionado, ya que los medicamentos inyectables están dejando paso a nuevas formulaciones de uso oral. "De momento ya hay dos en el mercado, una de ellas ya aprobada en Europa, y en 2013 habrá varios más", reconoce Oreja-Guevara, lo que permite "no sólo reducir el número de brotes en más de un 50 por ciento, sino mejorar la adherencia al tratamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios