Vitamina D

La luz solar es necesaria para evitar el desarrollo de alergias

La mejor manera de reducir las posibilidades de desarrollar asma podría ser asegurándo durante el embarazo unos niveles adecuados de vitamina D durante el segundo trimestre, según un nuevo estudio de la Universidad de Kansas, Estados Unidos.

La forma más fácil que tiene el cuerpo de nutrirse de vitamina D es tan sencilla como tomar el sol. En Estados Unidos, Scott Weiss y Augusto Litonjua, ambos de los cuales médicos del Hospital Brigham and Women de Boston y profesores de la Escuela de Medicina de Harvard, sostienen la hipótesis de que los niveles de vitamina D en el segundo trimestre del embarazo influyen en la probabilidad de que un feto desarrollará asma más adelante en la vida.

En una época del big-data (la utilidad en el procesamiento de información de mastodónticas bases de datos) este estudios refleja bien su práctica. Utilizando datos de altas hospitalarias y una encuesta nacional, observaron dónde y cuándo nacieron los asmáticos. A continuación, los economistas analizaron las mediciones de la luz solar en los lugares de nacimiento cuando las madres de los asmáticos 'habrían estado en su segundo trimestre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios