Libros

Para una vida sexual saludable

  • El bioquímico Pere Estupinyà desgrana en un libro las claves de la sexualidad desde la perspectiva científica. Un manual nada picante para saberlo todo sobre el sexo.

Comentarios 1

Si se teclea la palabra 'sexo' en Google, el conocido buscador nos ofrece nada más y nada menos que 398 millones de resultados. Visto esto, parecería que la humanidad lo sabe todo sobre este asunto, pero nada más lejos de la realidad, como queda de manifiesto en el libro recién publicado S=EX 2. La ciencia del sexo (Debate, 2013). Al autor, el bioquímico y divulgador científico Pere Estupinyà, le surgió la idea de escribir esta obra en un congreso de Neurociencia celebrado en Estados Unidos en 2008. Allí se topó con una curiosa investigación sobre las respuestas que producía en el cerebro de una rata la estimulación del clítoris y, de paso, con todo un mundo de personas que abordaban el sexo desde una perspectiva muy distinta a la habitual.

Lo que Pere Estupinyà descubrió es que, en cuestión de sexo, la ciencia todavía está en pañales. De ahí la cantidad de estudios que se llevan a cabo en decenas de entidades científicas. Trabajos en los que se observa, por ejemplo, si la excitación mental se corresponde con la física o hasta qué punto los comportamientos sexuales están determinados por el género de sus protagonistas.

Como en toda investigación científica, los animales han dado grandes pistas sobre lo que les pasa a los humanos. Por eso, el autor es testigo de excepción de experimentos donde se evalúa si las primeras experiencias sexuales condicionan las siguientes o si el gusto por la estimulación de los órganos sexuales depende de las hormonas que se generen.

Aunque en todo momento, el divulgador - y, sobre todo, los científicos con los que habla- deja claro que nada se puede extrapolar directamente del sexo animal al humano, queda de manifiesto que sí se han dado varias pistas.

Pero a lo largo de sus más de 400 páginas, Estupinyà demuestra que no solo se ha experimentado con animales. Por curioso que pueda parecer, en el mundo existen muchos voluntarios que se estimulan sexualmente, practican la cópula o incluso se dejan colocar aparatos en el pene o la vagina en el entorno aséptico de un laboratorio. Es un libro serio, tanto que el propio autor reconoce que los primeros capítulos pueden resultar de lectura "más farragosa". "Si notas que tu atención se diluye, consulta el índice y dirígete a la sección que más te interese", recomienda Estupinyà en el prólogo.

Pero es precisamente en esos capítulos, donde el lector aprenderá conceptos importantes de fisiología con un impacto directo en la vida sexual. Ideas que sin duda pueden sorprendes, como la escondida similitud entre órganos genitales masculinos y femeninos. "A nivel genital, hombres y mujeres somos más parecidos de lo que nos imaginamos", se puede leer debajo de un ilustrador gráfico que demuestra que no son ideas del autor.

Desde esa primera parte más técnica, el libro aborda cuestiones con importantes implicaciones en la salud pública. ¿Alguien se ha preguntado porque si se conoce el mecanismo para evitar la transmisión del VIH -el uso del preservativo- mucha gente se empeña en no usarlo incluso sabiendo que la otra persona puede haber estado expuesto al virus? La respuesta la da el inicio del cuarto capítulo del libro y es indiscutible: el sexo es un acto irracional, una entidad en la que están involucradas nervios, neuronas, órganos y hormonas, entre otras cosas.

El sexo es, además, uno de los ámbitos más diversos, lo que hace que en este libro a nadie se le juzgue de raro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios