TEMPLOS LAICOS

La Amargura en la Paz

  • El bar 'El Capillita' es un museo cofradiero donde la corporación del Domingo de Ramos es protagonista

"Esto fue lo primero que entró en el bar", comenta Manuel Martínez hijo señalando dos fotografías de los titulares de la Amargura. La hermandad que sale de San Juan de la Palma está muy presente en el bar El Capillita, situado en la Avenida de la Paz, a cuatro kilómetros de la iglesia de la calle Feria.

El padre de Manuel, con el que comparte nombre y devociones, fundó este museo cofradiero de montaditos y guisos en 1994. Sus paredes cuentan la historia de una Semana Santa que, aunque ocurra lejos de su barrio, viven intensamente a diario. "El nombre lo pusieron los clientes viendo lo que le gustaba a mi padre la Semana Santa", reconoce Martínez, que también ha heredado de él su puesto como aguador de la Virgen de los Reyes.

Colecciones de periódicos, gorras de bandas de música, pasos en miniatura o hasta maderas del antiguo paso de la Carretería comparten local con una televisión en la que siempre hay Semana Santa puesta. Los tiradores de cerveza tienen capirote y antifaz y del techo cuelga un cuenco con incienso. Las puertas de los servicios señalan que el masculino con un nazareno y el femenino con una mantilla. Cientos de detalles cofradieros acompañan al cliente. "Los sábados siempre hay arroz", destaca Manuel aludiendo al momento más concurrido del bar cada semana.

La decoración no sólo está dedicada a las hermandades y sus imágenes. Los clientes también son protagonistas. El capataz Eduardo Bejarano tiene su rincón, donde se acumulan vivencias relacionadas con este bar. "Este dibujo a bolígrafo lo hizo Fernando Aguado en una de nuestras servilletas", explica orgulloso Manuel padre, ya jubilado, apuntando a un pequeño cuadro de motivos macarenos que le regaló el escultor sevillano. Esos detalles, únicos e irrepetibles, son los que configuran la personalidad de este templo laico que el año que viene cumplirá su 25º aniversario. "Por cierto, el cartel: Hoy es Vigilia", finalizan padre e hijo porque es viernes y estamos en cuaresma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios