El Ayuntamiento evita avalar el acuerdo de la Madrugada

  • El Calvario 'carga' ahora con dureza contra el pacto que había firmado el pasado jueves

El Cristo del Calvario, ante el Santísimo Sacramento en la Catedral la pasada Madrugada. El Cristo del Calvario, ante el Santísimo Sacramento en la Catedral la pasada Madrugada.

El Cristo del Calvario, ante el Santísimo Sacramento en la Catedral la pasada Madrugada. / antonio pizarro

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Sevilla continúa sin prestar su aval al acuerdo unilateral alcanzado la noche del pasado jueves entre las seis hermandades de la Madrugada. El silencio de la Administración local sigue siendo elocuente y enrarece un ambiente que, justo ayer, se enturbió de forma considerable con la reacción pública del hermano mayor del Calvario, Francisco Javier Muela, quien cargó contra el pacto que él mismo había suscrito en la sesión celebrada en su propia casa de hermandad. El Ayuntamiento no tiene notificación alguna del acuerdo, por lo que los técnicos del Cecop no pueden pronunciarse aún sobre la idoneidad de los nuevos horarios e itinerarios planteados (el Silencio por la Gavidia, el Calvario por Alfonso XII y la Macarena por la Alfalfa).

En este panorama, el hermano mayor del Calvario criticó ayer con dureza la solución acordada para la próxima Madrugada, un pacto que, entre otros cambios, obliga a su hermandad a salir en dirección opuesta a la carrera oficial y dar un rodeo por el entorno del Museo para llegar a la Campana. Muela tacha el acuerdo de "desproporcionado e injusto" y asevera que puso sobre la mesa hasta tres opciones en la reunión del pasado jueves para dar una solución "más eficaz y proporcionada" al cruce entre la Esperanza de Triana y el Gran Poder en San Pablo, en lugar de mandar a la cofradía que dirige por un itinerario "antinatural" para solucionar un problema histórico del que no son responsables.

La reacción airada del Calvario y el silencio del Consistorio enrarecen el ambiente

El objetivo de la carta, publicada en la página web de la corporación, es explicar a los hermanos cómo y por qué se ha llegado a esta solución, así como los "supuestos beneficios" para la jornada que se obtienen del acuerdo. Muela se muestra crítico y duro y se sorprende de cómo se desarrolló la reunión, en la que, además de los hermanos mayores, participaron el presidente del Consejo, Joaquín Sainz de la Maza; el vicepresidente; Antonio Piñero; y el delegado de la Madrugada, José María Cuadro. "No puedo dejar de sorprenderme ni lamentar la soledad sufrida en dicha reunión como hermano mayor y cómo se ha optado por el camino fácil y poco caritativo de hacer cargar con el fardo más pesado a la hermandad más pequeña de la jornada, que en nada es responsable de la situación creada", señala el hermano mayor.

El Calvario ya mostró previamente sus reservas con este acuerdo al considerar que el gran esfuerzo recae sobre ella, además de en la Macarena y el Silencio. Muela expone a sus hermanos el porqué de esas reservas, una vez que se les ha exhortado a cambiar de recorrido para "facilitar" el cruce entre la Esperanza de Triana y el Gran Poder, y muestra cierta incredulidad por los beneficios de este cambio: "Es necesario precisar el significado exacto del verbo facilitar: ganar para el cortejo de la hermandad siguiente en la nómina la distancia que separa la Campana de la intersección entre las calles Velázquez y O'Donnell. No hay más resultado tangible de dicho cambio, y otros planos que se han puesto sobre la mesa -separación de los cortejos, seguridad- son motivos que en nada influyen aquí, con el objetivo de llevar a cabo este cambio desproporcionado e injusto para una hermandad que, no se olvide nunca, no es causante de ninguno, repito, ninguno, de los problemas históricos de la jornada".

El hermano mayor también explica que durante la larga reunión pusieron sobre la mesa otras soluciones "más eficaces y proporcionadas" para desatascar la jornada y en concreto el cruce de San Pablo, incluyendo algunas un mayor esfuerzo de los implicados. Muela ensalza en la carta el carácter de la hermandad, "la discreción, la seriedad en la calle, hacer estación de penitencia por el camino más corto", para desmentir los supuestos beneficios que obtiene su cofradía con el cambio, como la belleza del recorrido, que no son propios del carácter del Calvario, aunque asume el "sacrificio pedido". "Pero no sin dejar de manifestar nuestra disconformidad y solicitar que, en el anunciado cambio de la carrera oficial para 2019, la situación vuelva a la proporcionalidad, la justicia y el buen hacer del que, por motivos equivocados, nunca se debió salir".

Por último, el hermano mayor pide a los hermanos que, pese a todos estos condicionantes, participen en la estación de penitencia no dejándose llevar por el miedo ante lo acontecido en 2017, haciendo un llamamiento a las autoridades para garantizar el buen discurrir de la jornada.

Conscientes de la extraña situación que se vive, las declaraciones que se hacen desde el Consejo de Cofradías son parcas y totalmente diplomáticas. No se quiere echar más leña al fuego. Al menos, por ahora. El presidente de la institución de San Gregorio, Joaquín Sainz de la Maza, fue ayer todo un ejemplo en este sentido: "Respeto la autonomía de todas las hermandades. Cada una es libre de hacer públicas las opiniones que estime oportunas". El delegado de esta jornada, José María Cuadro, tampoco ahondó más en la cuestión. "No voy a hacer declaraciones al respecto", dijo, a lo que añadió la siguiente frase: "Esto hay que pararlo ya de una vez".

Pese a este cruce de opiniones, lo cierto es que la última palabra sobre la Madrugada de 2018 la tiene el Ayuntamiento, y en concreto, el Cecop, que todavía no se ha pronunciado. Debe recordarse que desde la Administración local se hicieron serias advertencias sobre la necesidad de mejorar la seguridad de esta jornada desde que acabó la pasada Semana Santa, habida cuenta de los graves incidentes sufridos. El único que en el terreno público se ha manifestado ha sido el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien se ha congratulado del acuerdo alcanzado entre las seis hermandades, un pacto que ha puesto en entredicho ahora el hermano mayor del Calvario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios