Prisión provisional para tres de los ocho detenidos por los incidentes de la Madrugada

  • Ordenan el ingreso en la cárcel para los que portaban las barras de metal, el resto queda en libertad provisional. 

  • Los arrestados gritaron "Alá es grande" y "Gora ETA", pero la Policía asegura que son delincuentes comunes y descarta cualquier relación terrorista. 

  • El Gran Poder desvincula la muerte por infarto de uno de sus nazarenos de estos sucesos.

Comentarios 12

Tres de las ocho personas arrestadas por la Policía a consecuencia de los altercados y carreras de la Madrugada han ingresado en prisión tras haber declarado ante el juez. En concreto, se trata de los tres individuos a quienes se les intervino tres barras de metal. Los otros cinco han quedado en libertad provisional y con cargos, según han informado fuentes del caso.

El juez imputa a los que van a la cárcel delitos de desórdenes públicos agravados, mientras que al resto les atribuye los de desórdenes y delito contra sentimientos religiosos.

Según se ha confirmado en una rueda de prensa este mismo Viernes Santo, los detenidos llegaron a gritar "Alá es grande" y "Gora ETA" para alborotar al público e iniciar los tumultos. La Policía ha descartado que estas personas tengan relación alguna con grupos terroristas y achacan estas actitudes a puro vandalismo. La mayoría de los detenidos son delincuentes comunes con antecedentes penales. Aunque la investigación está ahora en pleno proceso, "nada hace indicar por ahora" que los hecho pudieran estar orquestados, aunque el Ayuntamiento tampoco lo descarta.

El balance de la Madrugada ha quedado definitivamente en los ocho detenidos, un senegalés y siete sevillanos, y más de un centenar de personas atendidas, 14 de ellas hospitalizadas por traumatismos, ocho de los cuales permanecen ingresados. El más grave es una persona mayor de 60 años con un traumatismo craneoencefálico que ya está en planta.

Asimismo, se ha llegado a hablar de un nazareno del Gran Poder fallecido como consecuencia de un infarto tras finalizar la estación de penitencia. Tanto el Consistorio como la propia hermandad han desvinculado esta desgracia con los sucesos. Al parecer, el hombre se sintió indispuesto al poco de empezar el recorrido y se retiró al templo antes de los incidentes.

El delegado de Fiestas Mayores, Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, visiblemente afectado; y el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, han hecho esta tarde un primer balance de los tristes y lamentables sucesos acontecidos durante la Madrugada. Gil-Toresano ha realizado una descripción cronológica de lo acontecido con los "hechos ciertos". A las 3:30, la Policía detiene a un ciudadano senegalés por desobediencia a la autoridad. Este individuo se encontraba gritando "Alá es grande" en la zona de Reyes Católicos. Cuenta con antecedentes penales pero se descarta cualquier vinculación con grupos terroristas.

A las 4:20 se detiene en Marqués de Paradas a tres sevillanos por un delito de desórdenes públicos. Se encontraban gritando "Gora Eta" para provocar carreras y estampidas. Los tres, de 47, 46 y 45 años, son delincuentes comunes con numerosos antecedentes.

A las 6:00, se detiene a dos jóvenes sevillanos de 19 años en el Salvador por desórdenes públicos y un delito contra los sentimientos religiosos. Cinco minutos más tarde, son arrestados otros dos jóvenes,de 21 y 22 años, en la confluencia de Argote de Molina con Álvarez Quintero por los mismos delitos. Estos dos también gritaban "Alá es grande" y también se descarta cualquier relación con extremistas.

Gil-Toresano indicó que se están analizando las redes sociales y las grabaciones de particulares y cámaras de seguridad "para ver si existe alguna relación entre ellos".

Tanto Cabrera como Gil-Toresano quisieron tener un recuerdo con el nazareno fallecido y con los heridos, afectados. Agradecieron el comportamiento de la gran mayoría del público y la actitud ejemplar de las hermandades. "Nuestra Madrugada está tocada, pero no van a conseguir acabar con este día grande. Son basura humana que no pertenecen a esta sociedad", ha señalado Cabrera. El delegado apuntó que gracias al dispositivo especial de Seguridad y el gran despliegue policial, se ha evitado una tragedia mayor y se ha podido detener de manera rápida a los "gamberros y sinvergüenzas", como los ha denominado. "Hay que seguir esforzándose en la aplicación de estas medidas. No van a acabar con la Semana Santa por mucho que se empeñen con estos juegos. Que todo el peso de la ley caiga sobre ellos. Hoy es un día triste para este delegado y para el alcalde".

Cabrera reconoció que la Madrugada "está tocada", pero destacó la labor de las fuerzas de seguridad y los medios.

Entre los 17 heridos que requirieron traslado a centros hospitalarios (de un total de 100 atendidos), uno tiene fractura de cadera y un hombre de unos 60 años presenta traumatismo craneoencefálico severo, por lo que está en la UCI. Éste último estaba en una silla de la Carrera Oficial cuando resultó herido grave.

En el repaso de incidentes hay siete detenidos españoles y un senegalés. El subdelegado del Gobierno en Andalucía, Ricardo Gil-Toresano, reconoció gritos de "Alá es grande" en dos de las detenciones, e incluso proclamas a favor de ETA, que asoció con la intención de "sembrar el pánico" y descartando cualquier relación con grupos terroristas, yihadistas o armados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios