“La forma estará supeditada al fondo, que es lo importante”

  • El Consejo de Cofradías designa al abogado José Ignacio del Rey Tirado para dar el Pregón de la Semana Santa

Abogado, de 45 años, casado y con tres hijos, hermano del Silencio y de los Estudiantes, donde ostenta el cargo de diputado de Acción Social. José Ignacio del Rey Tirado dará el Pregón de la Semana Santa el próximo 18 de marzo. Con su designación, la sección de penitencia del Consejo de Cofradías vuelve a decantarse por un cofrade del corte más clásico para que se ponga detrás del atril del Teatro de la Maestranza. Con una gran formación religiosa, Del Rey Tirado tiene una amplia trayectoria a sus espaldas que avala su elección. Tras ser nombrado por el Consejo en la mañana de ayer, dejó claro por dónde irá su declamación: “Lo forma irá supeditada al fondo. El Pregón tiene que nacer de la vivencia y a partir de ahí contar algo”.

El pregonero de la Semana Santa llegó cuando pasaban unos minutos de las 12:30 a la sede del Consejo de Cofradías, donde lo esperaban los cargos generales y consejeros de penitencia. Lo hacía acompañado de otros hermanos de los Estudiantes y su familia. Del Rey Tirado se había enterado de su designación en la capilla de la Universidad, donde se celebraba la misa del inicio del curso académico. “La llamada me ha cogido a la sombra del Cristo de la Buena Muerte. Así que nada puede salir mal”.

Tras fundirse en un abrazo con el presidente, Joaquín Sainz de la Maza; el vicepresidente; Antonio Piñero; el cartelista, Pepillo Gutiérrez Aragón, y el resto de los Consejeros, José Ignacio del Rey comenzaba a imaginarse cómo sería su Pregón de la Semana Santa: “No soy un poeta, ni pretendo serlo, por lo que no iré por ahí. Tampoco soy un sacerdote, soy un laico de vocación. El Pregón son vivencias. Es un anuncio y tiene que llamar a la gente. Quizás hoy en días las cofradías lo que tengan que mandar es un mensaje de esperanza y alegría, que es como vivimos la fe los cristianos en Sevilla”.

Preguntado por si introducirá alguna innovación musical durante el Pregón, como ya ha ocurrido en los últimos años, bromeó: “A mí me faltarían los malabaristas”. En un tono más serio, añadió: “En los pregones que yo he dado no ha habido música. No lo sé. A lo mejor habría que parar y no seguir adelante con eso. Lo importante es lo que se anuncia”.

Tras la designación, el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, fue una de las primera personas que llamó al pregonero para felicitarle y encomendarle una tarea: “Me ha transmitido aliento y me ha dado su bendición. Le he pedido que rece por mí. Me ha pedido que mis palabras remuevan los corazones”.Entre las exaltaciones más recientes que ha pronunciado se encuentran el X Pregón de Semana Santa del Real Círculo de Labradores de Sevilla (2016), la XLIV Pregón a la Pura y Limpia del Postigo (2016), el XXIII Pregón de la Semana Santa de la Hermandad de los Estudiantes de Madrid (2017), o el Stabat Mater de la Hermandad del Cachorro (2017).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios