Torreblanca elige Santa Marina para su salida en el Vía Crucis

  • El Señor Cautivo ante Pilato presidirá el rezo en la Catedral el próximo 19 de febrero

Salida de la Hermandad de Torreblanca. Salida de la Hermandad de Torreblanca.

Salida de la Hermandad de Torreblanca. / Juan Carlos Muñoz

Un regreso soñado que se materializará a principios de la próxima cuaresma. La junta de gobierno de la Hermandad de los Dolores, del barrio de Torreblanca, acordó en el cabildo celebrado en la noche del miércoles aceptar el ofrecimiento de la Resurrección para que el Señor Cautivo ante Pilato salga desde la iglesia de Santa Marina para presidir, el primer lunes de cuaresma, el Vía Crucis Penitencial de las Hermandades en la Catedral.

Se trata de una decisión esperada, aunque la hermandad había recibido otros ofrecimientos, tras la experiencia vivida en el año 2013 cuando la corporación de vísperas escogió la sede canónica de la Resurrección para la salida del paso de misterio, que debía participar en el Vía Crucis de la Fe, organizado por el Consejo de Cofradías a instancias del arzobispo, monseñor Asenjo Pelegrina, pero que finalmente quedó frustrado por la lluvia. Pese a que el rezo de las estaciones ante los 14 pasos no fue posible, el Señor Cautivo ante Pilato sí se asomó a la calle San Luis, donde lo aguardaban cientos de devotos, viviéndose unos momentos muy emotivos.

El hermano mayor de la Hermandad de los Dolores de Torreblanca, José Manuel Romana, informó este jueves a su homónimo de la Resurrección, Miguel Ángel Pérez, de la gozosa noticia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios