Cofradías | El Vía crucis de 2018

Torreblanca: el sueño de la Catedral

  • La designación del Señor Cautivo ante Pilato es un reconocimiento a la hermandad y una oportunidad para dar a conocer su labor en un barrio que lucha por salir del paro

El Señor Cautivo ante Pilato recorriendo las calles de Torreblanca El Señor Cautivo ante Pilato recorriendo las calles de Torreblanca

El Señor Cautivo ante Pilato recorriendo las calles de Torreblanca / M. G.

Comentarios 1

Un sueño para todo un barrio y una corporación ejemplar y un reconocimiento a las vísperas. La Hermandad de Torreblanca acudirá con el Señor Cautivo ante Pilato el primer lunes de cuaresma a la Catedral para presidir el Vía Crucis Penitencial de las Hermandades de Sevilla. La decisión de la junta de penitencia del Consejo de Cofradías ha supuesto un aldabonazo para la labor que realiza esta corporación en uno de los barrios más deprimidos de Sevilla, que representa, según datos de 2015, el 17% del paro de la capital de Andalucía. Hablar de Torreblanca sin hacerlo de su hermandad de penitencia, y viceversa, es sencillamente imposible. La corporación lleva muchos años trabajando por y para sus vecinos, abanderando un sinfín de obras asistenciales y caritativas que le han valido innumerables reconocimientos, entre ellos, la Medalla de la Ciudad que le entregó el pasado año el Ayuntamiento de Sevilla.

Para Torreblanca, que cuenta con un censo de 18.300 personas, y su hermandad la designación significa mucho más que un vía crucis. Es una oportunidad para ir con su Señor a la Catedral, tras el frustrado Vía Crucis de la Fe del año 2013, en el que la corporación y sus vecinos se quedaron con la miel en los labios. El próximo 19 de febrero será una gran oportunidad para que Torreblanca dé público testimonio, ejemplificada en el Señor Cautivo ante Pilato, y para que se incida en cómo, poco a poco, se va produciendo una transformación social en un barrio con una lacra tan importante como el paro.

Una de las personas que mejor conoce Torreblanca es Antonio Guisado, líder vecinal desde hace décadas. Asegura que la llamada que recibió el lunes por la noche el hermano mayor, José Manuel Romana, es fruto del trabajo que desde hace muchos años desarrolla la hermandad en beneficio de sus vecinos. "Es un reconocimiento muy importante. Bastante tenemos ya con lo que sufrimos con otras cosas". Guisado afirma que el barrio sufre muchos problemas de paro y otras necesidades. No en vano, la última crisis económica se ha sentido especialmente, ya que muchos de los vecinos se dedicaban a la construcción y sus tareas auxiliares.

Según datos de 2015, el 17% del paro de la capital se concentra en este barrio

La diputación de caridad de la cofradía trabaja durante todo el año para buscar un futuro mejor para los vecinos y, especialmente, realiza una labor muy importante con los jóvenes. "La hermandad no sólo se dedica a sacar los pasos el Sábado de Pasión. Es mucho más. Es una fuente de empleo. La juventud también se acerca mucho a la hermandad y eso también es muy importante para el futuro. Yo conozco a la junta de gobierno y son personas que se preocupan y trabajan mucho por un futuro mejor. El paro es una lacra y necesitamos mucha ayuda y colaboración", resume Guisado, quien no duda que todos los vecinos se volcarán y acompañarán a su Señor en los traslados y el rezo de las estaciones en la Catedral.

Una de las personas que mejor conocen cuál es la realidad de Torreblanca es Sonia Moreno, trabajadora social de Cáritas. Esta especialista, que lleva desde el año 2013 implicada en el barrio, asevera que la precariedad laboral es el principal problema: "Al alto nivel de desempleo se une la precariedad del existente. Con la crisis de la construcción todo ha aumentado". Desde las dos Cáritas que hay en el barrio llevan a cabo importantes acciones que intentan cubrir parte de las necesidades básicas que puedan tener los vecinos. También se realiza un labor importante de sensibilización y una atención personalizada, en coordinación con los servicios sociales y las distintas entidades de la zona, como es la Hermandad de los Dolores.

El Ayuntamiento le entregó a la hermandad la Medalla de la Ciudad en 2016

Desde el Ayuntamiento, a través del distrito, también se está desarrollando una importante labor en la zona para lograr un cambio en la percepción tanto de los vecinos, como del resto de la ciudad. Para ello, se está redactando un plan integral de actuación que será la hoja de ruta en el proceso. Como una de las principales apuestas municipales para generar oportunidades de empleo está la formación. La principal acción es la Escuela Social de Hostelería, que afronta su segundo curso con treinta alumnos. Se trata de un programa innovador y pionero de desarrollo y mejora de las habilidades y competencias personales y profesionales y que también pretende aumentar el nivel de empleabilidad de las personas. Así lo asegura Adela Castaño, la delegada del distrito que incide en que el proceso de cambio en Torreblanca ya empieza a percibirse: "Hay que hacer una radiografía positiva. El cambio es fruto de trabajo del tejido asociativo del barrio". Castaño, en este sentido, destaca el papel que desempeña la Hermandad de los Dolores y la gran relación y colaboración existente con distrito: "La corporación tiene un papel importante. Tenemos una importante cooperación con ellos. Es muy destacable, sobre todo, que los jóvenes están muy implicados con la hermandad y también en la vida del barrio". El Ayuntamiento le impuso el año pasado la Medalla de la Ciudad a la Virgen de los Dolores por acciones como las donaciones masivas de sangre promovidas por la hermandad.

La responsable del distrito comenta que está "profundamente contenta, satisfecha y feliz", tras conocer la elección del Señor Cautivo ante Pilato, una decisión del Consejo de Cofradías que considera hace justicia con esta hermandad, decana de las vísperas, y con el resto de las corporaciones que realizan su estación de penitencia el Viernes de Dolores y el Sábado de Pasión: "Se lo merecen". En cualquier caso, la decisión del Consejo también ha generado polémica en algunos sectores cofradieros que estiman que hay imágenes con muchos siglos de historia que no han sido nombradas todavía.

Lejos de esta estéril polémica, a Adela Castaño no le cabe duda de que la hermandad y los vecinos aprovecharán esta oportunidad para dar a conocer su mejor cara y cómo luchan cada día por un futuro mejor: "El barrio va a llevar en volandas a su Cautivo hasta la Catedral. Siempre se ha volcado con la labor social. Ese día, Sevilla va a descubrir a Torreblanca. Será un día muy feliz para ellos y para todos".

El hermano mayor, José Manuel Romana, asevera que la designación ha sido muy importante para la cofradía, el barrio y para el resto de hermandades que no van a la Catedral. Además, destaca la gran labor social que realizan a diario: "Un trabajo callado, humilde y sin hacer ruido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios