El Valle traslada el besamano de la Virgen por goteras

Los hermanos del Valle se llevaron ayer un ingrato susto en la primera jornada del besamano a su Dolorosa. Las lluvias de los últimos días y las que se registraron a primera hora de la tarde de ayer provocaron filtraciones en la cúpula de la iglesia de la Anunciación, lo que obligó a cambiar parte del bello altar efímero que cada año monta la priostía de esta corporación. Con tal motivo, la Virgen del Valle hubo de recibir el beso de los fieles bajo el camarín que preside todo el año.

La corporación del Jueves Santo informaba de esta incidencia a primera hora de la tarde. En aquel momento se comunicó que el besamano quedaría suspendido hasta la mañana de hoy. Varios fueron los devotos que se acercaron hasta la Anunciación al pensar que este culto transcurría con normalidad. La celeridad con la que trabajó el grupo de priostía permitió que el besamano se reabriese a las siete de la tarde y que no hubiera que esperar hasta hoy. Durante la presente jornada y la de mañana se mantendrán los horarios previstos: de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00.

La cúpula de la Anunciación (propiedad de la Universidad de Sevilla) ya fue intervenida hace años por desprendimientos. El delegado del Gobierno, Antonio Sanz, se comprometió a principios de año a lograr financiación estatal para su restauración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios