Vísperas del Año Jubilar en Pureza

  • La Esperanza de Triana se prepara para vivir un otoño intenso con el regreso del Cristo de las Tres Caídas y la inauguración de su museo

Logotipo que anuncia el Año Jubilar Logotipo que anuncia el Año Jubilar

Logotipo que anuncia el Año Jubilar

Fresco, moderno y directo. Así puede definirse el logotipo presentado el pasado viernes por la Hermandad de la Esperanza de Triana para celebrar el Año Jubilar con el que se conmemoran los seis siglos de existencia de la corporación. Un aniversario cuya apertura tendrá lugar el sábado 2 de diciembre y en el que el acto central será la procesión extraordinaria para la que ya se barajan algunas fechas, como el primer fin de semana de noviembre de 2018. Sobre este asunto no se ha pronunciado aún la junta de gobierno que dirige Alfonso de Julios, que detallará todo el calendario festivo cuando se presenten oficialmente los actos.

"Aún no se ha cerrado el programa de actos. Ni se ha dado a conocer. Lo haremos más adelante". Con esta declaración el hermano mayor de la Esperanza de Triana contestaba a las preguntas de este periódico sobre la posibilidad de que la procesión extraordinaria de la Virgen de la Esperanza se celebre a principios de noviembre del próximo año. De Julios ni afirma ni desmiente. Se remite a los datos publicados por la corporación en su página web.

Las vísperas de este Año Jubilar se viven de forma intensa en la calle Pureza, donde el pasado viernes se presentó el logotipo conmemorativo de esta efeméride. Es obra de José María García Vera, hermano de la corporación. En él cobra protagonismo el ancla, símbolo de la virtud teologal de la Esperanza, rematada por una cruz, metáfora de la Virgen como vía para llegar a Cristo. Sobre un fondo conformado por dos tipos de verdes (color de la Esperanza), aparece el lema: "Unidos en la Fe, caminamos en la Esperanza". Debajo, en letras doradas, se hace referencia a 2018 como Año Jubilar.

Antes de que comience este periodo, la corporación de la Madrugada vivirá otro de los momentos más esperados por sus hermanos, como es la reposición al culto del Cristo de las Tres Caídas, tras la restauración a la que está siendo sometida la imagen por parte de Pedro Manzano. Se espera que dentro de pocas semanas se encuentre de nuevo en la Capilla de los Marineros.

En vísperas del inicio del Año Jubilar se pretende inaugurar el museo con el que contará la hermandad, en el que expondrá todo su patrimonio histórico, devocional y artístico. Se trata de un espacio que conecta las despendencias de la calle Pureza con la calle Betis. El espacio se dividirá en varias salas, dedicadas a la cofradía, al paso de misterio, a la coronación canónica de la Dolorosa y al rico ajuar que posee. Contará con varios audiovisuales y en estas instalaciones se hará referencia a la cerámica trianera, que sirvió de base a José Recio para diseñar la estética actual de la cofradía y buena parte de sus enseres. Este proyecto está valorado en 300.000 euros y se ejecuta desde agosto, para lo que los trabajadores han doblado turno. Su diseño corre a cargo de José Ignacio Sánchez Rico, historiador de Arte y experto en museología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios