TEMPLOS LAICOS

Un museo de barrio

  • El 'Bar y Viene' es un punto de reunión cofradiera en la avenida San Juan de la Salle

Casi en la esquina de las avenidas San Juan de la Salle y Alcalde Manuel del Valle hay un bar. De toldo rojo y mesas plateadas en la puerta. Por fuera puede parecer un bar más. El juego de palabras que le da nombre puede arrancar una sonrisa, pero lo que el cliente encuentra en su interior probablemente cause su admiración. Paredes y techo forrados con imágenes cofradieras. Incienso, medallas de hermandades o costales forman parte del paisaje que han creado Bernardo y Antonio Vera Benítez junto con sus padres hace casi dos décadas.

El Bar y Viene, fundado el 24 de diciembre de 1991 como bien indica un macareno cuadro de la pared izquierda, es "un museo". Así lo define Bernardo, equipado con un polo del bar con el arco de la Macarena bordado. La corporación de la Madrugada es una de las protagonistas del establecimiento, que desde hace ocho años publica carteles para la Semana Santa. El de 2018 es una fotografía de Manuel Agüera del paso de misterio del Señor de la Sentencia por la Avenida de la Constitución.

En 2002 este periódico definió en una reseña a este negocio como El buen humor como mejor ingrediente. Un titular acertado y atemporal, pues el amistoso ambiente que se respira es la nota dominante en el trocito de avenida que ocupan. Ese trocito permanecerá cerrado el próximo Domingo de Pasión por una buena razón: "sale el Cristo del barrio". Bernardo se refiere a Nuestro Padre Jesús de la Luz Despojado de sus Vestiduras, que saldrá a las 17:00 en la barriada Campos de Soria. Pasará por la avenida San Juan de la Salle, acercando así al Bar y Viene lo que la familia Vera Benítez acerca a su clientela durante todo el año: las cofradías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios