el palermo violeta

La cofradía en la calle

  • Las mujeres se han implicado en todos los aspectos de una procesión: diputadas de tramo, músicas, floristas y nazarenas disfrutan de su hermandad.

Patricia Fernández, escolta en A. M. Virgen de los Reyes; Rosa Cortés, diputada de tramo en San Bernardo y Santa Genoveva, y Carmen Ruiz, florista. Patricia Fernández, escolta en A. M. Virgen de los Reyes; Rosa Cortés, diputada de tramo en San Bernardo y Santa Genoveva, y Carmen Ruiz, florista.

Patricia Fernández, escolta en A. M. Virgen de los Reyes; Rosa Cortés, diputada de tramo en San Bernardo y Santa Genoveva, y Carmen Ruiz, florista. / fotos: juan carlos muñoz

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y en los templos comienzan los revuelos de reuniones de diputados, floristas y conciertos de bandas de música. Las vísperas hacen que las actividades y los actos se acumulen estos días, donde se apuran los gozos de las vísperas que llevarán hasta el Domingo de Ramos. Ellas son tres mujeres que representan otras tantas maneras de vivir desde dentro la Semana Santa en la calle. María del Carmen Ruiz Moreno, florista de Los Claveles; Patricia Fernández León, escolta de la Agrupación Musical Virgen de los Reyes; y Rosa Cortés Morales, diputada de tramo en San Bernardo, celadora en Santa Genoveva y diputada de Caridad de la Hermandad del Rocío Sur, son las que representan a todas esas mujeres que, de un modo anónimo, viven y trabajan durante todo el año por la hermandad de sus devociones.

Rosa Cortés Morales. Rosa Cortés Morales.

Rosa Cortés Morales.

ROSA CORTÉS: "En San Bernardo, el cuerpo de diputados de tramo era exclusivamente masculino, hasta que me acerqué al diputado mayor de Gobierno un Lunes de Pascua para explicarle que tanto mi amiga Mercedes Cabeza como yo queríamos llevar el palermo. Nos tomó los datos y tras una deliberación en Cabildo de Oficiales se decidió que las dos saliéramos de diputado de tramo. Asistimos a las diferentes reuniones y fuimos las primeras mujeres diputadas de tramo en la hermandad. Tanto el hermano mayor, Antonio Rodríguez; como el diputado mayor de Gobierno, Francisco Domínguez Natera, nos apoyaron. Las dos estábamos muy metidas en la hermandad.El primer año llovió y nos estrenamos al siguiente con muchísima ilusión".

PATRICIA FERNÁNDEZ: "En Virgen de los Reyes hay muchas mujeres, más de veinte. Desde que comenzaron a incorporarse las mujeres a la Agrupación Musical en el año 2000, ha ido aumentando el número de miembros femeninos. Aunque no en la escolta. Ahora mismo somos sólo cuatro de los doce escoltas que salen con la banda. El trato es muy bueno, las mujeres somos uno más, incluso nos cuidan más que a los hombres".

Carmen Ruiz Moreno. Carmen Ruiz Moreno.

Carmen Ruiz Moreno.

CARMEN RUIZ: "Hay muy pocas mujeres que se suban a los pasos para poner flores. Actualmente, la floristería Los Claveles, donde trabajo, se encarga del exorno floral de Vera Cruz, Los Panaderos, Silencio, Esperanza de Triana, Exaltación, Soledad de San Lorenzo y la hermandad de la Calle Real de Castilleja de la Cuesta. La pionera en colocar las flores en los pasos desde la misma canastilla creo que fue Amparito Mouguet, pero no conozco a muchas que se suban a los pasos. Éste ha sido durante muchos años un mundo esencialmente masculino".

R. C.: "Los compañeros son una maravilla. Ahora mismo sólo somos cinco las mujeres que salimos como diputado de tramo de San Bernardo, pero porque no hay más que lo hayan planteado. En Santa Genoveva, donde salgo como celadora, hay más".

C. R.: "A la hora de enseñar el oficio de colocar las flores en los pasos, no hay diferencia entre un hombre y una mujer. No es un trabajo en el que se requiera especialmente la fuerza."

Patricia Fernández León. Patricia Fernández León.

Patricia Fernández León.

P. F.: "En cuanto a por qué me decidía a formar parte de Virgen de los Reyes, comencé en la banda porque mi novio tocaba allí. Además soy celadora en Santa Genoveva".

R. C.: "Mi vinculación con San Bernardo comenzó el año que murió el costalero Pepe Portal debajo del paso. Ese año estaba en la Alfalfa cuando falleció el costalero. La situación me impresionó y me fui vinculando con la hermandad. Además, cuando vi la cara del Cristo de la Salud, me enamoré de Él. La hermandad de mi familia es Santa Genoveva. Desde que era pequeña iba con todos detrás del paso del Cautivo, y cuando llegó la oportunidad pedí salir de celadora. El Cautivo y la Virgen de las Mercedes son los vecinos más especiales del barrio."

C. R.: "Una vez que estás encima del paso, hay momentos que impresionan mucho, como cuando estás en barcos impresionantes como la Exaltación, la Esperanza de Triana o los Panaderos. Comencé a poner flores hace 16 años. Llamaba mucho la atención que una muchacha pusiera las flores, pero nadie decía nada. Aunque, claro, al principio se sentía algo de recelo. Yo además he sido prioste de la hermandad de Cuatrovitas. Aquí sí tuve problemas con algún miembro de la Junta que, directamente, dijo que no iba a estar bajo las órdenes de una mujer. Sólo lo dijo una vez. Además, de conocer el mundo de las cofradías, tengo formación en Bellas Artes, además de trabajar para una floristería con tanta tradición como Los Claveles. Todo ello hace que, si hay alguna reticencia, se desvanezca".

P. F.: "Para mí el mejor día es el Domingo de Resurrección. Cuando entra el paso de Cristo, se desata la emoción contenida durante toda una semana de trabajo. Es un privilegio ir tocando detrás de los pasos. Cuando pasamos por la Carrera Oficial justo detrás del paso, somos testigos de primera mano del trabajo de los costaleros durante toda la carrera oficial."

C. R.: "El estilo de las flores de los pasos hay veces que los marca la hermandad, y otras veces se dejan asesorar por los floristas o proponen una línea de color, por ejemplo. Hay momentos que impresionan mucho como al estar tan cerca del Nazareno del Silencio o a los pies de Jesús de la Vera Cruz. Son momentos que, como creyente, te dejan marcada. Me siento una privilegiada por tener tan cerca a imágenes con tanta devoción. Impone tenerlos cara a cara, pero también la enorme responsabilidad que supone encargarte de las flores. Es algo que, después, todo el mundo comenta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios