Aquel Martes Santo en la Contratación

  • Es uno de los autores de marchas más reconocidos

  • Dirigió la banda de música del Regimiento de Soria 9 entre 1984 y 1996

  • Con Inmemorial del Rey cosechó un gran éxito con 'La Madrugá' por toda Europa

Comentarios 1

De Encinasola a Madrid. Del Soria 9 al Inmemorial del Rey. Toda una vida dedicada al Ejército, a la música y a las marchas procesionales. Abel Moreno Gómez (Encinasola, Huelva, 01-07-1944) es uno de los compositores cofradieros más conocidos, reconocidos y respetados en toda España. Con más de 150 marchas en su haber, dejó huella en su etapa como director de Soria 9. Su música sigue siendo de la más interpretada tras los pasos de palio. Jubilado desde el año 2005, mantiene alta su producción y se dedica a transcribir marchas a piano para la docencia.

El amor por la música le viene desde muy pequeño: "Mi padre era el director de la banda de Encinasola y con siete años ya iba tocando la trompeta". Con esta formación, "una de las más reconocidas", recorrió toda la Sierra de Huelva. Eran los años 50. Con 16 años comenzó su carrera músico-militar cuando ingresó en la Banda de Música de la Academia de Toledo. De Toledo se fue a Zaragoza, donde cursó la carrera superior de música. Doce años pasó en la capital maña,"hasta que ingresé en el cuerpo de directores del Ejército por oposición. El primer destino fue la Banda del Campo de Gibraltar". Todavía tuvo que pasar un año y medio en Pamplona hasta que llegó a Sevilla.

La historia de Abel Moreno y la banda de música del Regimiento de Soria 9 comenzó en 1984. El reto era mayúsculo: "Me dicen que hay que continuar con la labor de los anterior directores. Yo no conocía la Semana Santa de Sevilla y sólo tenía una marcha compuesta, dedicada a la Virgen de las Flores, patrona de mi pueblo". La primera salida en Semana Santa fue en el año 1985 y el éxito, abrumador: "Me encontré con un momento en el que algunas hermandades estaban empezando con los hermanos costaleros. La primera, los Estudiantes, y decidí dedicarles mi primera marcha, Hermanos costaleros, que tenía un ritmo muy marcado. Como tuvo tanto éxito, seguí por ese camino".

Dos años después, hace ahora justo 30, compuso la que considera su mejor marcha: La Madrugá. Una composición que ha tocado en todo el mundo: "Ya había otras marchas descriptivas, como Procesión de Semana Santa en Sevilla. Cuando me fui a Inmemorial del Rey la tocábamos por toda Europa. En un concierto en la Ópera de Niza, con un repertorio de música española, se me ocurrió tocarla al final. El público se puso en pie".

En su época, Soria 9 era la única banda profesional que salía en Semana Santa y la distancia con el resto era muy grande. Asegura que hoy la diferencia no sería tanta porque la formación es muy completa: "Antes sólo componían los directores. Hoy los chavales están muy preparados y estudian composición". Su Semana Santa comenzaba el Domingo de Ramos en la Paz y terminaba el Domingo de Resurrección en Castilleja de la Cuesta.

Sus últimos años al frente de Soria 9 coinciden con la promulgación de la aconfesionalidad del Ejército. Los músicos tenían que acudir a las procesiones, o a cualquier otro acto, de manera voluntaria: "Yo lo noté, aunque los convencía del alguna manera". En el año 1996 asciende a teniente coronel y tiene que dejar Soria 9 para irse a Madrid a dirigir Inmemorial del Rey: "Me costó mucho trabajo, aunque estaba en Madrid entre semana y venía a Sevilla el viernes". Como colofón a su carrera le ofrecieron ser director de la Banda Municipal de Sevilla tras la jubilación el maestro Albero,y de la de Huelva: "Decidí descansar".

Sigue componiendo marchas. Muchas de ellas, se han gestado en el hotel Los Lebreros, donde recibe a las hermandades y personas que le hacen los encargos. Una de sus últimas composiciones, Ejército de Paz, la hizo para la coronación de la Virgen del Porvenir: "Es un homenaje al regimiento de Soria, al de Ingenieros, aparece su himno, a Don Pedro Morales, con un fragmento de Virgen de la Paz y al final suena el Himno Nacional". La Semana Santa la vive en la Campana, donde tiene dos sillas, aunque hay veces que las bandas lo invitan a formar con ellos. Como el año pasado, cuando hizo la carrera oficial con el Carmen de Salteras tras la Macarena.

El Regimiento de Soria 9 se marchó de Sevilla a Fuerteventura, pero la banda de música se quedó en Capitanía, donde siguen sonando las notas de las marchas de Abel Moreno.

La voz de la experiencia

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios