Director Espiritual

Alberto Tena: Un cura comprometido con la feligresía del barrio

  • Desde su sacerdocio ejerce una importante labor pastoral y formativa en la Hermandad del Cerro del Águila desde el año 1978.

Es difícil encontrar unión tan grande entre barrio, parroquia y hermandad como la que se produce en el Cerro del Águila en torno a la Virgen de los Dolores. Mucha culpa de este éxito la tiene el párroco y director espiritual de la corporación, Alberto Tena, quién lleva 36 años como sacerdote en la parroquia, y desde 1978 como su máximo responsable. Entiende su sacerdocio desde una perspectiva de servicio a su comunidad, “y en ella ya había una hermandad cuando llegué”.  La barriada del Cerro tuvo siempre devoción a la Virgen de los Dolores. “Es el mayor patrimonio que tenemos en el barrio, incluso desde mucho antes de que tuviera su propia Iglesia, entonces pertenecíamos a San Bernardo”. Asegura que la hermandad está “totalmente presente” en la vida de la parroquia y en las distintas áreas de pastoral a través de sus hermanas y hermanos.

Considera que la asignatura pendiente es la formación, que se tendrá que ir imponiendo tanto en la parroquia como en la hermandad, “porque el cristiano tiene que dar razones de su fe y eso sólo se consigue con la formación. Es un pilar fundamental en la vida de las hermandades y de la Iglesia”. En este sentido, asegura que desde la Delegación Diocesana de Hermandades, en colaboración con el Consejo de Cofradías, se ha venido trabajando bien en los últimos años: “Han organizado programas formativos para las Juntas de Gobierno y en las parroquias para las hermandades”.  Advierte de que la Iglesia tiene que ser consciente de la sociedad plural que existe en estos tiempos, “donde hay varias opciones, aunque bien es cierto que la mayoría de personas se declaran creyentes y católicos”. Por todo ello, observa diferentes modos de ver la Semana Santa, “desde los propios nazarenos que, unos salen por promesa, otros por penitencia o algunos por curiosidad; hasta el público, dónde hay personas que se toman la Semana Santa como catequesis, mientras que otros están ajenos al sentimiento religioso y lo miran como un  simple espectáculo estético y artístico”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios