El Arzobispado aún no se pronuncia sobre el amago de dimisión de Arenas

  • El presidente anuncia su intención de abandonar el cargo tras la tensión que se vivió en la sede de la institución con motivo de la elección del pregonero.

Comentarios 13

El Arzobispado de Sevilla aún no se ha pronunciado sobre la carta de dimisión entregada en la noche de ayer por el presidente del Consejo de Cofradías, Adolfo Arenas. Palacio está valorando todo lo acontecido durante la elección del pregonero de la Semana Santa de 2013, cuando estallaron las tensiones internas acumuladas en los últimos años de gobierno del Consejo. Los más próximos colaboradores de Arenas todavía no saben qué ocurrirá, aunque le están animando a continuar al frente de las Cofradías. No se descarta que varios consejeros dimitieran, en el caso de que la carta de Arenas fuera atendida por Palacio.

Uno de los días de mayor tensión interna en la historia de la institución. El presidente del Consejo de Cofradías comunicó este lunes a la autoridad eclesiástica su intención de dejar el cargo de forma inminente. La decisión de Adolfo Arenas provocó una convulsión en el seno de la institución cofradiera. Y este lunes por la noche aún se estaba a la espera de la decisión de la autoridad eclesiástica acerca del deseo expresado por el abogado, que fue reelegido para el cargo por una amplísima mayoría el pasado junio. La difusión de las votaciones y deliberaciones internas para la elección del pregonero, así como de los detalles del gran vía crucis que se celebrará el primer domingo de cuaresma de 2013 como acto central cofradiero por el Año de la Fe, habrían disgustado sobremanera en el Palacio Arzobispal, un descontento que llegó a conocimiento del presidente del Consejo en la mañana de este lunes, por lo que Arenas comunicó su decisión al delegado diocesano para hermandades y cofradías, el canónigo Manuel Soria.

Esta decisión en un presidente del Consejo es inédita en una institución con más de 50 años de vida. La jornada del pasado sábado fue especialmente difícil en la sede de la calle San Gregorio con motivo de la elección del pregonero, un proceso que evidenció la división de pareceres en la junta superior. Varios consejeros desaprobaron que antes de la votación final, la cúpula del Consejo hiciera ver que la autoridad eclesiástica vería la elección de Francisco Javier Segura Márquez con mejores ojos que la del abogado Antonio Rodríguez Hidalgo, ex hermano mayor de San Bernardo, lo que algunos interpretaron airadamente como un supuesto veto de Palacio. El hecho de que haya trascendido este supuesto apoyo de la autoridad eclesiástica por uno de los componentes de la terna nominada habría provocado disgustos en la alta curia. En la misma sesión del sábado, algunos consejeros hicieron explícita su intención de difundir cuanto había ocurrido en la sesión, lo que provocó momentos de tensión que terminaron por desencadenar ayer mismo el anuncio de dimisión del presidente Arenas.

El presidente no paró de recibir muestras de apoyo de muchos de sus compañeros de junta este lunes. Este periódico pudo conocer que este mismo lunes por la noche mismo se mantuvo reunido con dos de los tres cargos generales (sólo faltaba el tesorero, ausente de Sevilla) y con cuatro delegados de la sección de Penitencia.

La autoridad eclesiástica no se pronunció durante el día de forma oficial sobre la intención de Arenas de abandonar la presidencia. El actual equipo rector de la institución se encuentra trabajando precisamente en dos grandes proyectos: la reforma de los estatutos del Consejo de Cofradías, de la que sólo está pendiente ya su aprobación en la asamblea de hermanos mayores, y la organización del magno vía crucis con el que la Iglesia de Sevilla quiere celebrar la cuaresma de forma especial por el Año de la Fe.

La situación, si la autoridad eclesiástica aceptara la dimisión, sería inédita y dejaría al Consejo descabezado ante estas dos grandes empresas que tiene por delante. Varios consejeros esperan que el delegado de hermandades, Manuel Soria, gestione un mensaje de apoyo y confianza para con el presidente a fin de evitar la confirmación de su renuncia al cargo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios