Barbeito defiende que se puede escribir "desde el corazón"

  • El pregonero responde a las acusaciones del hermano mayor de los Javieres

Comentarios 20

Aun sin querer entrar en profundidad, Antonio García Barbeito, pregonero de la Semana Santa 2010, quiso salir al paso de la crítica formulada por el hermano mayor de los Javieres, Jesús Gutiérrez Gómez, en el último boletín de la corporación. Barbeito señaló que si bien nunca ha jurado unas reglas, ni ha portado una vara delante de un paso, ni asiste a misa a diario, y sin visitar las iglesias habitualmente, "jamás diría de una persona que no conozco de nada que no está capacitada para escribir desde el corazón".

García Barbeito señaló que le gustaría que el hermano mayor dijera quién le ha informado para realizar tales acusaciones, "ya que dice tener constancia de primera mano". En este sentido, Barbeito explicó a este periódico que Pedro Juan Álvarez Barrera, párroco de Omnium Sanctorum, sede canónica de los Javieres, fue cura de Aznalcázar, localidad donde reside el pregonero, "y no me llevaba con él a partir un piñón, precisamente". Aunque Barbeito puntualizó: "No puedo creer nunca que un sacerdote sea capaz de incendiar de esta manera un sector tan importante en la ciudad como el de las cofradías con una información sesgada, porque sería para colgar la sotana, pero ya digo que no puedo creer que haya sido él".

El pregonero también quiso pedir perdón por si en su reacción al conocer la crítica del hermano mayor "había podido ofender a alguien".

En su artículo del boletín, el hermano mayor de los Javieres acusaba, entre otras cosas, a García Barbeito -sin nombrarlo directamente- de "no tener ni idea de cofradías", y de no comulgar con las ideas de la Iglesia, al decir que a la iglesia "ni va, ni se le espera". Gutiérrez Gómez también señalaba al Consejo de Cofradías como responsable de la elección de los pregoneros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios