El Consejo recibe solicitudes para 21.300 sillas más en la carrera oficial

  • Los abonados sólo han dejado de renovar 190 asientos y 600 han sido cedidos.

Comentarios 6

Una demanda que supera ampliamente la oferta. El Consejo General de Hermandades y Cofradías ha recibido un total de 7.100 solicitudes para hacerse con los escasos huecos que se han quedado libres en la carrera oficial de la Semana Santa tras cerrarse, el pasado día 3, el plazo para que los abonados renovaran sus asientos. A una media de tres sillas por solicitud, según explicó a este periódico Tomás Vega, tesorero de la institución; el Consejo tiene demanda para colocar 21.300 nuevas sillas, lo que supone más de la mitad del actual aforo, alrededor de 35.000 plazas.

La crisis económica y la subida de los precios ha pesado menos que la gran apetencia que tienen los sevillanos de disponer de asientos para poder ver los cortejos procesionales durante su recorrido oficial. Las peticiones se han incrementado un 20% respecto a 2011, cuando se remitieron al Consejo 5.900 solicitudes para 18.000 nuevos asientos, 3.300 menos que este año.

Pero si la demanda sigue en aumento cada año, las sillas que se dejan de renovar suponen una cifra residual. "La gran mayoría de las que se quedan libres es porque a sus propietarios se les olvidan los plazos de renovación. Suelen ser despistes". Para la próxima Semana Santa han quedado disponibles tan sólo 190 sillas, un 0,5% del total. El año pasado, fueron alrededor de unas 200. El Consejo sortea estos asientos entre todas las solicitudes recibidas.

Sí se ha producido este año un aumento de los asientos que los abonados ceden al Consejo de Cofradías, por una Semana Santa y sin perder sus derechos, para que puedan ponerlas a disposición del público que las solicite. Han sido un total de 600, en esta ocasión; 150 más que en 2011. Ha llamado la atención de los dirigentes cofradieros que se han cedido algunos palcos de la Plaza de San Francisco, circunstancia que hasta la fecha no se había producido.

Donde menos asientos se pierden cada año es en la Plaza de San Francisco. En el extremo opuesto se encuentra la Avenida de la Constitución: este año han sido alrededor de 80 sillas las que los abonados han dejado libre. La calle Sierpes también ha perdido unas 35. La Avenida y la Campana son los dos lugares más demandados, aunque en el inicio de la carrera oficial apenas hay lugares libres y los que se dejan de renovar tienen mala visibilidad. Por contra, el Consejo suele recibir pocas peticiones para acceder a un asiento en la calle Sierpes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios