Mayordomo

Eduardo Castillo Ybarra: Nuevos modos de manejar los dineros

  • Encargado de cuadrar las cuentas y de velar por los enseres de la cofradía, en su caso del Silencio, su trabajo va mucho más allá de ejecutar unos presupuestos.

Eduardo Castillo Ybarra tiene una dilatada trayectoria como miembro de Junta en la Hermandad del Silencio. Primero estuvo seis años como diputado mayor de gobierno y desde hace cuatro ostenta el cargo de mayordomo en la cofradía de la Madrugá. Es un economista de 43 años, casado, que vive en la calle Redes, y su misión es fundamental pues, además de manejar los presupuestos, está al cuidado de los enseres:  “Un mayordomo está metido en todas las salsas, cualquier problema que surja y no se sepa quién deba solucionarlo, nos toca a los mayordomos”.

La Hermandad del Silencio maneja unos ingresos importantes, con las cuotas de sus más de 2.400 hermanos, las papeletas de sitio, la tienda de recuerdos que hay en San Antonio Abad, o los donativos de los fieles a los santos que allí se veneran. También son importantes los gastos: “tenemos a cinco personas trabajando con nómina para la hermandad, hay que mantener una iglesia abierta al culto todos los días,  y son muchas puntadas, por lo que se equilibra fácilmente el presupuesto”, explica.  Uno de los retos que se impuso Eduardo cuando ocupó el cargo de mayordomo fue optimizar los recursos con los que contaba la corporación. “En el año 2007 nos tocó el reintegro de la Lotería de Navidad, y ese dinero lo depositamos en un fondo de inversión, lo vendimos al cabo de un tiempo y nos dio una rentabilidad importante. Son nuevas posibilidades de generar ingresos a las que la hermandad no puede estar ajena”. Esto es sólo una muestra de los cambios en la gestión de las hermandades.

En Semana Santa  intenta cambiar de un año para otro los lugares en los que ve pasar las cofradías, aunque hay sitios a los que siempre acude: “me gusta mucho ir a la calle Miguel de Mañara para ver pasar por allí a la Hermandad de los Estudiantes”. Además de cofrade del Silencio es hermano del Amor “donde me apuntaron de pequeño para salir en la Borriquita ya que hasta los 14 no podía hacerlo en mi hermandad”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios