Cuaresma

La Exaltación preserva al Cristo de los excrementos de las palomas

  • Los priostes de la cofradía se las han tenido que apañar para colocar un plástico que, a modo de baldaquino, cobija al crucificado para protegerlo de la colonia de palomas que anida en el templo de los Terceros.

Una medida preventiva. El Cristo de la Exaltación presenta una imagen curiosa estos días en la iglesia de los Terceros, desde donde como es habitual en los últimos siete años, efectuará su estación de penitencia en la tarde del Jueves Santo, al no poder hacerlo desde su sede canónica, Santa Catalina, al encontrarse cerrada.

Los priostes de la cofradía se las han tenido que apañar para colocar un plástico que, a modo de baldaquino, cobija al crucificado para protegerlo de la colonia de palomas que anida en el templo de los Terceros.

“Tienen unos nidos aquí dentro. Se posan en el borde de los paramentos que hay en la iglesia y lo ponen todo perdido de excrementos. En el caso de que cayera sobre la imagen le haría mucho daño a la policromía.”, explica el hermano mayor José Manuel Marcos. El paso de palio de la Virgen de las Lágrimas no presenta mayores problemas al estar el techo protegido por plásticos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios