Aguadores

Francisco Javier Miret y Juan Domínguez: La importancia de un alivio poco reconocido

  • Es de los pocos puestos en las hermandades que aún sigue profesionalizado. Su trabajo es fundamental para los costaleros. Ellos lo hacen en La Amargura, Santa Marta, Los Javieres, San Bernardo, Baratillo, Cigarreras, Esperanza de Triana y Servitas, nada menos.

Son dos profesionales a la antigua usanza. Cobran por hacer un trabajo que, aseguran, cada vez menos personas quieren realizar. Francisco Javier Miret El Pollo, de 52 años, y Juan Domínguez El Melli, de 39 años, trabajan durante toda la Semana Santa. Van en las cuadrillas de los Villanueva y de Rafael Palacios. Empiezan el Domingo de Ramos en la Amargura. El Lunes van en Santa Marta, el Martes en los Javieres, el Miércoles Francisco Javier va en San Bernardo y Juan en la Caridad del Baratillo. El Jueves Juan va en las Cigarreras y Fracisco Javier descansa para salir en la Madrugada en el  Cristo de las Tres Caídas.  Terminan el sábado en los Servitas. Lamentan que el trabajo de aguador esté cada vez peor mirado, “ no nos quiere nadie, apenas se preocupan por nosotros y eso que hacemos una labor muy importante para los costaleros. Se está perdiendo esta tradición”, aseguran.

Entre los dos, ambos trianeros y pintores de profesión, reparten más de 600 litros de agua durante toda la Semana Santa: “cada día tenemos que llenar la garrafa unas 4 ó 5 veces cada uno“. En la hermandad que más agua gastan es en San Bernardo, “sobre todo por lo largo del recorrido y por las horas a las que salen. También en los Javieres, al mediodía beben bastante”. Cuando tienen que salir a rellenar la garrafa se enfrentan a otra de las dificultades. “La gente no nos deja pasar. Tenemos realmente problemas con esto. No nos respetan. Además, hay algunos bares que no quieren darnos agua. Y no se dan cuenta de que ganan dinero en Semana Santa por las cofradías”. En sus hermandades sólo tienen permitido dar agua, “ no llevamos anís como en otros sitios. Los capataces no quieren. Lo que nos parece una estupidez es lo de las bebidas isotónicas. En vez de sacar pasos parece que vienen del gimnasio”. Son muchas las anécdotas que le han sucedido en los más de veinticinco años que llevan en esto, “pero no hay año que no tengamos problemas con la seguridad de la carrera oficial. Nunca nos quieren dejar pasar”. Tienen hasta un eslogan: “Si quieres arte y ligeresa, contrata trianesa”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios