Invertir la carrera oficial como solución a los problemas de la Madrugada

  • Según un estudio, empezar el recorrido en la Catedral y terminar en la Campana evitaría la gran mayoría de los problemas que afectan a las hermandades de esta jornada.

Comentarios 58

Pasar primero por la catedral para salir por la puerta de San Miguel y realizar de manera inversa el recorrido por la carrera oficial. Esta es la solución que propone José Julio Gómez Trigo, estudioso de los horarios e itinerarios de la Semana Santa, que ha publicado varios trabajos sobre esta temática en el boletín de las cofradías, para solucionar los problemas de horarios e itinerarios de la Madrugada.

Las cofradías harían el recorrido a la inversa, tal y como lo hacían las hermandades del Sábado Santo hasta el año 1974. Con esta propuesta, ninguna de las 6 corporaciones de la nómina se cruzarían, evitando de esta manera los parones y los esfuerzos que se realizan en la actualidad.

Las corporaciones podrían mantener sus horarios de salida y entrada, pasando a ser, la hora actual de llegada a la Catedral, la del inicio del tránsito por Campana con esta propuesta, es decir, el Silencio pediría la venia en este punto de la carrera oficial a las 4:05 horas.

Las hermandades más beneficiadas serían las primeras. El Silencio, al salir, buscaría la catedral por Tetuán, Plaza Nueva, Hernando Colón y Alemanes, llegando a la Puerta de Palos a las 2:40 horas. El Gran Poder, realizaría su antiguo itinerario de vuelta por San Andrés, Daoiz, Cuna, Plaza del Salvador, Francos, Argote de Molina y Puerta de Palos, donde estaría a las 3:25 horas. Por su parte, la Macarena cogería por su itinerario actual, y al llegar al final de Trajano, subiría por Lasso de la Vega para seguir tras el Gran Poder y llegar así a la catedral. El Calvario al salir de la Magdalena tomaría el camino que hace normalmente de regreso, pero al revés. La Esperanza de Triana también invierte su recorrido, llegando a la Puerta de Palos a las 6:30, al igual que los Gitanos, que cerraría el paso por Campana a las 9 de la mañana aproximadamente.

Con esta propuesta se consiguen dos cosas fundamentales: Que ninguna hermandad se cruce con otra y que se evite un hipotético colapso de la jornada que se produciría si algún año el palio de la Macarena se retrasara por algún motivo y no llegara a la Campana a la hora que tiene fijada. Esta circunstancia provocaría que ni el Calvario ni la Esperanza de Triana pudieran avanzar, causando un parón al Gran Poder, e impidiendo, igualmente, que el Silencio pueda cruzar a su regreso desde Lasso de la Vega al Duque, y por consiguiente, no dejando andar a los Gitanos que vendría por Laraña.

Aunque esta propuesta no se ha llegado a plantear formalmente, su autor, José Julio Gómez Trigo, asegura que “evitaría muchos de los problemas actuales. La idea no es nueva, sino que viene de antiguo, y si las hermandades quieren, podría ser una solución”, indica.

En cualquier caso, Gómez Trigo advierte que hay que buscarle una solución a la Madrugada: “Cuando el Gran Poder incorpore mujeres en sus filas el problema se puede agravar aún más, puesto que no se le puede dar ni un minuto más de paso por que la Macarena no llegaría a tiempo para dejar avanzar al resto de la cofradías”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios