Fiscal

Jacinta Maqueda Derbecourt: El deber de hacer cumplir las Reglas

  • Es uno de los cargos cuya labor resulta más gris para los cofrades, pero su trabajo es fundamental para el buen gobierno de la hermandad, como ocurre en Jesús Despojado.

Ocupa uno de los cargos más especializados de las hermandades. La misión de un fiscal es velar por el cumplimiento de las reglas y mantener informados a los hermanos de los derechos y obligaciones que adquieren al jurar dichas disposiciones. Es una labor que a veces pasa un poco desapercibida, pero que resulta fundamental para el buen gobierno de las corporaciones.  Jacinta Maqueda es abogada y lleva en la hermandad de Jesús Despojado desde el año 1993, cuando su padre la acompañó por primera vez a un Triduo de la Virgen. Después de formar parte del grupo joven y desempeñar varias tareas en la corporación de Molviedro, en el año 2004 entró en la Junta de Gobierno presidida por Miguel Cuevas como fiscal primero.

Su labor en estos cuatro años se ha centrado principalmente en la adecuación de las Reglas a las normas diocesanas, “un trabajo tranquilo, puesto que desde el Arzobispado te facilitan mucho la labor indicándote cómo tienen que aparecer las cosas, pero hay que hacerlo”, explica. En este sentido, se han centrado en tareas de investigación, consultando otros reglamentos y normas. “Después de mucho trabajo, el resultado final ha sido bueno. El cabildo aprobó las nuevas reglas sin problemas”. Aunque ella no ha tenido nunca problemas en Jesús Despojado, “donde he podido trabajar en todas las áreas sin ninguna limitación”, considera que aún quedan muchas cosas por hacer para conseguir la plena integración de las mujeres en el gobierno de las cofradías, “aunque más pronto que tarde se llegará a la integración plena, o eso espero”, afirma. Es una “fatiga total” en Semana Santa. Desde las vísperas y los Via Crucis “no me pierdo ninguna”. Momentos irrenunciables para ella son ver a los Estudiantes con su padre cuando pasa por su casa, “algo obligado y que hago todos los años”. Otra de las hermandades que procura no perderse es elBeso de Judas por la Cuesta del Rosario,  “me llama mucho la atención ese paso y lo veo varias veces”, explica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios