Policía Local

Joaquín Acuña: Entre el gozo y la tensión del momento

  • Su aportación resulta fundamental para la organización de la Semana Santa. Un trabajo voluntario pero cargado de responsabilidad.

Es uno de los responsables del operativo de seguridad que la Policía Local monta con motivo de la Semana Santa. Joaquín Acuña, sevillano de 50 años, además de Inspector de Policía es abogado de carrera y tiene un máster en prevención de riesgos laborales. Imparte clases en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía. Se pasa las ocho jornadas de la Semana Santa en un “lugar privilegiado” de la Carrera Oficial, la Campana, donde ya lleva 14 años. A pesar de estar trabajando, disfruta mucho con lo que hace, “aunque procuramos no perder nunca la tensión y estar alerta. Yo personalmente no veo los pasos aunque los tenga delante, estoy más pendiente de que todo vaya bien y que la hermandad discurra de forma correcta”. Además de las tareas propias de seguridad, en la entrada de la Campana realizan un filtro a las cofradías, “sólo dejamos pasar a las personas que son imprescindibles para los cortejos, como los aguadores o los encendedores. Lamentablemente no podemos dejar pasar a los devotos que acompañan a los pasos”. Solamente abren la mano para que pueden pasar los padres de los niños de la Borriquita: “prefiero soportar la crítica por falta de efectividad en este caso, a que un padre tenga que llevarse a su hijo pequeño por no poderlo acompañar”.

Vivió en primera persona los sucesos de la Madrugada del año 2000, “desgraciadamente esto ocurre una vez entre millones y no se han podido esclarecer las causas al ser un cúmulo de casualidades”. Da un toque de atención al advertir del problema que está surgiendo con las sillas plegables que muchas personas usan para esperar la llegada de las cofradías: “habría que actuar lo antes posible antes de que surja un problema mayor, como se ha hecho con los carros de bebé”. Cuando termina la Semana Santa, su mayor satisfacción será haber pasado totalmente desapercibido, “eso querrá decir que hemos triunfado. Lo fundamental es que no se note que estamos allí, porque si eso no ocurriera significaría que algo ha salido mal y habremos fallado”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios