Bordador

José Manuel Elena Martín: Historia y tradición del bordado sevillano

  • Ocupa la dirección de uno de los talleres más antiguos y señeros de Sevilla, del que han salido grandes piezas para la Semana Santa.

Al hablar de bordados en la Semana Santa es inevitable acordarse de la familia Elena Caro y de uno de los más prolíficos talleres de la artesanía cofrade. El actual responsable es José Manuel Elena Martín, un químico de carrera, que tomó el relevo en la dirección en 1985 tras la muerte de la excepcional Esperanza Elena Caro, aunque desde 1961 ya trabajaba codo con codo con la bordadora. La primera obra que sale del taller cuando  toma las riendas es el palio de la Virgen de Guadalupe, “una obra a la que le tengo un especial cariño porque fue lo primero que se hizo cuando murió Esperanza” comenta.

Nació en la calle Conde de Barajas, vive y tiene el taller en la calle Jesús del Gran Poder. Casado y con dos hijos, recuerda los tiempos de mayor producción del taller entre los años 1940 y 1970, cuando se hacen los pasos completos de la Macarena, los Estudiantes o las Penas de San Vicente. “En aquella época  incluso se llegaban a terminar los trabajos el mismo Jueves Santo, pasando navidades de agobios y noches enteras sin dormir”. Uno de los trabajos que mejores recuerdos le trae, por su importancia y significado, es el manto de la coronación de la Macarena, en el que emplearon cuarenta kilos de hilo de oro: “se bordó en un tiempo récord de diez meses, aunque tuvo que volver al taller después de la Coronación para que se terminara”. Considera que a los talleres de toda la vida, le están haciendo mucho daño la cantidad de escuelas-taller que están proliferando. “Habría que ayudar de alguna manera a los que hacemos esto desde siempre por qué no podemos competir con ellos en igualdad de circunstancias”.

Es crítico con las restauraciones que se le practican últimamente a determinadas obras de gran valía: “cuando no puedes arreglar una pieza lo mejor es realizar una réplica y conservar el original para que pueda ser contemplado “. José Manuel, que es un “forofo de la Semana Santa de toda la vida”, afirma que actualmente   ha cambiado todo mucho “no sé si para bien o para mal. Se ha perdido el sentido de la medida dentro y fuera de las hermandades”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios