Compositor

Manuel Marvizón: Una nueva visión de las marchas procesionales

  • Es uno de los músicos de referencia en el panorama actual de las marchas procesionales, siendo sus composiciones de las más interpretadas.

A Manuel Marvizón la vocación de músico le llegó tardía, a la edad de 25 años, cuando abandonó la carrera de medicina, de la que cursaba el quinto curso, para meterse en el conservatorio. Empezó a componer desde el primer momento, aunque no fue hasta el año 1997 cuando se atrevió por primera vez con las marchas procesionales: “fue una incursión por puro accidente. Di un pregón en la Hiniesta y compuse dos marchas. Era una gran ilusión la que tenía por hacer música de Semana Santa, pero no lo hice antes por el respeto que me imponían las grandes marchas”, comenta. Aquellas dos composiciones fueron Madre Hiniesta y Azul y Plata. Después, han sido muchas las marchas que ha compuesto este músico sevillano, la última la de la coronación canónica de la Virgen de la O.

Dice que su estilo es “innovador y que va con los tiempos”. No intenta imitar a los clásicos y muestra en sus composiciones lo que siente, “aunque algunos me dicen despectivamente que hago bandas sonoras y eso me halaga porque siempre hago lo que siento y reflejo en la partitura lo que veo en la Semana Santa. Mi manera de entenderla”. Considera que el nivel actual en cuanto a compositores se encuentra en un gran momento con autores como David Hurtado, Juan José Puntas, Luis Ignacio Marín o Juan Antonio Pedrosa, entre otros. No le preocupa que actualmente se compongan tantas marchas “porque de la cantidad sale la calidad, aunque sí que las hermandades deberían poner un filtro a la hora de encargar y aceptar composiciones, por ahí se cuela mucho de lo malo”, asegura. Del mismo modo, piensa que el nivel de las formaciones musicales, tanto de bandas de música, cornetas y tambores y agrupaciones musicales, está muy alto, “aunque a veces no somos conscientes del importantísimo trabajo que realizan con la juventud y no se les presta la suficiente ayuda”. Casado y vecino de la calle Muñoz y Pabón, en Semana Santa nunca se pierde la salida de la Hiniesta, a Santa Cruz de regreso por la calle Mateos Gago y la salida de la Macarena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios